Comunidad Valenciana

Vuelve la ‘guerra del agua’ entre autonomías: tras la maniobra de Cospedal para ‘blindar’ el Tajo, los socialistas de Valencia y Murcia se alían para exigir un trasvase a gran escala

El borrador del Plan de Cuenca del Tajo que se aprobó la semana pasada ha vuelto a alentar el debate entre Comunidades Autónomas sobre trasvases. Después de que el Gobierno de Castilla-La Mancha garantizase un aumento de las reservas en la cabecera del río Tajo, los responsables del PSOE en la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia han retomado su alianza y prometen "guerra" por el trasvase Tajo–Segura.

“Lo que han hecho con el borrador del Plan de Cuenca del Tajo es una agresión”. En estos términos se refieren desde el PSOE de la Región de Murcia al texto aprobado por el Gobierno sobre la gestión de reservas de la cabecera del río Tajo, que se ha duplicado en favor de Castilla-La Mancha.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, los socialistas de Murcia y la Comunidad Valenciana se han propuesto hacer un “frente común” contra el actual texto y presentarán enmiendas durante los próximos seis meses.

“Hay que defender el trasvase Tajo-Segura”. Con esa consigna se reunieron el lunes los secretarios generales del PSOE en Murcia y Valencia –Rafael González Tovar y Ximo Puig, respectivamente– tras revisar el borrador del Plan de Cuenca del Tajo.

La cumbre entre Alicante y Murcia sirvió para analizar los movimientos llevados a cabo por el Gobierno de María Dolores de Cospedal, que ya adelantó este confidencial. Los dos líderes socialistas los han calificado de “agresión” a sus Comunidades.

Según explican fuentes del Gobierno de Castilla-La Mancha, el nuevo borrador “duplica la reserva estratégica de agua” respecto a 2011 en los embalses de Entrepeñas y Buendía, en la cabecera del río: pasa de 240 hectómetros cúbicos a más de 400.

Para el entente socialista Murcia-Valencia, ha existido un “pacto” entre los Gobiernos del PP de María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha y Ramón Luis Valcárcel en Murcia. Aseguran que este acuerdo, reflejado en el borrador, significará “una muerte anunciada del trasvase Tajo-Segura” que se hará efectiva “con la primera sequía”.

Contradicciones entre federaciones del PSOE

El PSOE de Castilla-La Mancha tiene su propia valoración respecto al borrador, que poco tiene que ver con la de sus compañeros mediterráneos. El texto “mantiene intacto el trasvase del Tajo al Levante”, aseguran, y cifran en “650 hectómetros cúbicos” los excedentes que irán a las cuencas del Segura y el Guadiana.

Mientras los socialistas castellano-manchegos usan estas cifras para hacer oposición al Gobierno de Cospedal, el PSOE murciano asegura que con las nuevas ratios no hubiera sido posible “ningún tipo de trasvase” durante decenas de meses en los últimos años.

Según sus números, la cuenca del Segura sufrirá un déficit “inasumible” y supone que los habitantes de Castilla-La Mancha tengan “el doble de gasto de agua para consumo que los murcianos”.

Los socialistas de la Región de Murcia también han anunciado que presentarán una moción de rechazo en la Asamblea. “Lo que no sabemos es qué ha pedido Valcárcel como contraprestación por haber cedido en la que había sido su postura hasta ahora”, añaden fuentes del partido. “Tanto Fabra como Valcárcel se han vendido a Génova”, concluyen.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?