El Confidencial Autonómico

El gas licuado procedente de Argelia multiplica el uso de buques metámeros por dos

Tras el cierre del gasoducto del Magreb, las plantas regasificadoras de Barcelona y Cartagena han duplicado su producción

Buque metanero.
photo_camera Buque metanero.

Argelia cerró el gasoducto del Magreb el pasado 31 de octubre, pero previamente prometió a España mantener el suministro de gas natural, aumentando la capacidad de Medgaz y enviando un mayor número de buques con gas natural licuado (GNL). Y lo está haciendo.

Según ha podido confirmar Confidencial Digital, Argelia está cumpliendo su promesa. Los 4.313,1 GWh/día que entraron en octubre a través del Magreb, están llegando ahora a través del Medgaz, que prevé enviar 1.000 GWh/día más en noviembre y aproximadamente el doble en buques metaneros.

Según los datos de Enagás, las plantas de regasificación a las que llega el GNL aumentarán su capacidad unos 4.000 GWh/día en noviembre. Hay que tener en cuenta que este gas no llega exclusivamente desde Argelia, también procede de otros países, como Nigeria. 

Hacer frente al cierre del Magreb

Argelia envía el 44,9% del gas natural que España recibe, según los datos que maneja Sedigas. Antes del cierre del gasoducto que pasa por Marruecos, el 19,9% recorría esta vía y el 21% lo hacía por las tuberías de Medgaz. El 4% restante era transportado por buques metaneros, en forma de Gas Natural Licuado (GNL). 

Como ya se contó en estas páginas, tras el cierre del gasoducto del Magreb, el Ministerio de Transición Ecológica cuenta con recibir el suministro a través de Medgaz, que se está ampliando, y en forma de GNL. 

Naturgy ha asegurado que la ampliación del gasoducto será una realidad antes de final de año. La compañía española, que gestiona esta vía, ha explicado que la reforma de ampliar su capacidad hasta los 10.000 millones de metros cúbicos anuales se materializará en menos de dos meses. 

De este modo su capacidad aumentará en 2.000 millones de metros cúbicos. Una ampliación que, sin embargo, resulta insuficiente para transportar todo el gas que llegaba por el gasoducto del Magreb. En consecuencia, se ha multiplicado el número de metaneros que ya salen desde Argelia. 

Se duplica el GNL transformado en las plantas de regasificación

Tras el cierre del gasoducto del Magreb, por el que llegaban a Tarifa en octubre 4.313,1 GWh/día, la cantidad de gas que entraba por conexiones internacionales a través de gasoductos ha descendido ligeramente. Según los datos de Enagás, en octubre llegaron 12.811 GWh/día y se esperan 11.324,8 GWh/día para noviembre. 

La energía que procede de Medgaz se ha incrementado de los 7.231,3 GWh/día a tener una previsión para noviembre de 8.202,6 GWh/día. Además, el gas que llega atravesando los Pirineos se ha duplicado(1.856,9 GWh/día a 3.190,8 GWh/día).

El cumplimiento del compromiso argelino se constata al comprobar los datos de energía existentes en las plantas de regasificación, que han incrementado de 19.205,4 GWh/día en octubre a una previsión de 23.189 GWh/día para noviembre. 

Según ha podido comprobar Confidencial Digital, los buques metaneros que transportan el GNL procedentes desde Argelia llegan a las plantas de regasificación de Cartagena y Barcelona que han duplicado su producción. 

El centro murciano ha pasado, de convertir 2.254,7 GWh/día en octubre, a 4.395,9 GWh/día; la planta catalana transformará 4.512,9 GWh/día en noviembre, frente a los 2.279,6 GWh/día.  Las de BBG, Sagunto y Reganosa mantienen su capacidad. 

Cómo afecta al precio: ya ha subido un 16%

La factura del gas incluye una suma de los siguientes factores: coste de la materia prima, peajes, cargos asociados al punto de suministro, margen de comercialización por los servicios prestados, alquiler del equipo de medida, e impuestos. 

Según el último informe de la CNMC, el impacto del GNL frente al GN se refleja en el coste de la materia prima, que representa el 94,5% del precio total. En este porcentaje se incluye el coste de licuar el gas y transportarlo en los buques. 

Además, el comercializador deberá repercutir el coste de los peajes asociados al uso de las instalaciones necesarias para transportar el gas desde las plantas GNL. Este 5,5% variable restante dependerá de distintos peajes asociados al proceso de regasificación, almacenamiento y transporte. 

También repercute el coste de los cánones de almacenamientos subterráneos. 

Desde el 1 de noviembre, el precio del GNL ha aumentado en un 16%, según los datos diarios de Mibgas hasta el día 10. 

Noviembre ha comenzado con un 65% de GNL 

El sistema gasista español, gracias a las medidas de anticipación adoptadas en coordinación con el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, cuenta con unos niveles de capacidad contratada superiores a los de inviernos anteriores en la misma fecha. 

Según los datos que maneja Enagás, noviembre ha comenzado con un 65% más de gas natural licuado en las plantas de regasificación: 18,8 TWh. Por otra parte, los almacenamientos subterráneos están al 82% de su capacidad, con 28,3 TWh. 

Para este mes de noviembre, está contratado el 100% de la capacidad ofertada en las plantas de regasificación, dejando un 5% según la legislación para su oferta y contratación diaria. Por tanto, la capacidad contratada en los tanques de GNL es del 95%, que contrasta con la contratación del año anterior (57%).

Los datos de Enagás apuntan que diciembre seguirá el mismo camino ya que, a falta de una subasta, la capacidad contratada es ya del 77,41%, frente al 58,71% de 2020.

Por otra parte, ya han sido adjudicados 136 puestos para las descargas de buques en las plantas españolas entre noviembre y marzo. El año anterior descargaron 86 barcos.

De hecho, como han publicado distintos medios, Enagás ha explicado que hay gas almacenado suficiente para cubrir 40 días de consumo, el doble de las exigencias mínimas de seguridad, que obligan a mantener siempre preparadas todas las comercializadoras de gas en los almacenamientos subterráneos. 

Apagón general descartado

El cierre del gasoducto y la alerta austriaca de un posible gran apagóninquietan a la ciudadanía. Ante ese rumor sobre el posible apagón, los europeos y españoles buscan cómo armarse con un kit de supervivencia. De hecho, España es el país europeo que más crecimiento observa respecto a la demanda de estos productos. 

Se ha disparado la búsqueda de distintos equipos de supervivencia, como hornillos y camping gas cuyas ventas han crecido un 600%.

Los expertos y principales compañías energéticas han descartado la posibilidad de que se produzca un gran apagón. 

España tiene una potencia instalada cuatro veces superior a la demandada. Es decir, genera cuatro veces más energía de la que consume. 

Además, esta se genera por distintas vías: 27.982MW eólica, 26.250 MWciclo combinado, 17.093 MW hidráulica, 13.657 MW fotovoltaica, 7.117 MW nuclear, 5.645 MW cogeneración, 4.884 MW de carbón, 3.331MW turbinación bombeo, 2.304MW solar térmica, 1.149 MW turbina de gas, 1.092 MW otras renovables, 769 MW motores diésel, 483 M MW turbina de vapor, 441 MW residuos no renovables, 170 MW residuos renovables, 11 MW hidro-eólica y 8 MW de fuel y gas. 

A ello hay que sumar que la red eléctrica española está muy mallada y este mallado permite aislar un potencial problema y reducir al mínimo los daños. 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable