Madrid

Paso en falso de García Egea anunciando que habrá más de un candidato a presidir el PP complicó el acuerdo de Casado con los barones

Los líderes autonómicos exigieron al líder comprometerse por escrito a que no se presentará al congreso extraordinario para disputar la presidencia a Feijóo

Teodoro García Egea.
photo_camera Teodoro García Egea.

El “farol” de Teodoro García Egea, como lo definen en el entorno de Pablo Casado, fue lo que obligó al todavía líder del PP a tenerse que comprometer por escrito a renunciar a disputar la presidencia del partido a Alberto Núñez Feijóo en la reunión con los barones en Génova, que le permitieron finalmente mantenerse en el cargo hasta el congreso.

El ex número dos del PP presentó el pasado martes su dimisión. Egea ha sido uno de los protagonistas de la crisis abierta tras la acusación de Isabel Díaz Ayuso, de que la dirección nacional había preparado un dossier contra ella a cuenta de un cobro recibido por su hermano por un contrato con un proveedor de mascarillas durante la primera ola de la pandemia.

“Ha sido una decisión muy difícil”, señaló Egea en su primera aparición pública tras dimitir, que fue en una entrevista en laSexta, en la que se refirió a su equipo con Casado siempre en pasado.

Y apuntó además que había probabilidades de que al futuro congreso extraordinario del partido concurriese más de un candidato: en “7,5” las estimó Egea, de un rango de 1 a 10.

“El farol de Teo”

Los barones han concedido finalmente a Pablo Casado la salida digna que quería. El líder del PP podrá aguantar como presidente hasta el congreso extraordinario del partido, que se celebrará los días 2 y 3 de abril. Un cónclave al que se ha comprometido a no presentarse.

Fuentes presentes en la decisiva reunión con los barones del miércoles por la noche, que se alargó durante más de cuatro horas en la sede de Génova, explican que “el farol de Teo”, anunciando que habrá más de un candidato a presidir el PP, complicó el acuerdo de Casado con los líderes autonómicos.

Critican que el ya ex secretario general creó unas expectativas y eso provocó que solo se consiguiera un pacto después de la presión de los barones territoriales para que Pablo Casado garantizara esa misma noche que dimitiría en diferido.

Una renuncia por escrito

Hasta el punto de que algunos de los dirigentes pidieron la renuncia por escrito. Debía comprometerse a firmar que no disputará la presidencia del partido a Alberto Núñez Feijóo. Un trámite que, admiten en el entorno de Casado, incomodó al todavía presidente.

El líder gallego aún no ha confirmado que vaya a dar el paso para presidir el PP, ni ante los suyos ni ante los medios de comunicación. Pero fuentes de la dirección nacional del PP han informado de que Casado ha pedido el paso delante de Feijóo. También lo han reclamado en los últimos días casi todos los presidentes autonómicos.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes