Castilla y León

Fuentidueña pide a la asociación ‘Hispania Nostra’ iniciar un micro mecenazgo para salvar su joya del siglo XVIII

Aspiran a conseguir más de 50.000 euros para restaurar un órgano en la iglesia de Santo Domingo de Silos

Hace más de 40 años que no brota ninguna melodía de sus tubos, pero los vecinos de Fuentesaúco de Fuentidueña (Segovia) están dispuestos a terminar con el silencio de su órgano barroco de 1710. El pueblo, que llegó a contar con casi un millar de habitantes hace unas décadas, no alcanza en la actualidad los 250 habitantes censados, pero saben que la unión hace la fuerza, y por eso hace unos años crearon la Asociación Cultural de Amigos del Órgano Barroco de Fuentesaúco. Ahora han acudido a la asociación Hispania Nostra (www.hispanianostra.org) para iniciar una campaña de micro mecenazgo con la que aspiran a reunir los 55.000€ necesarios para restaurar su “joya” del siglo XVIII.

“Queremos que suene”, repiten los vecinos, casi como un grito de guerra, y tanto lo han repetido que ya han formado su propio hashtag: #queremosquesuene. 

El órgano se encuentra en la iglesia de Santo Domingo de Silos, y siempre ha constituido un motivo de orgullo para los vecinos de esta localidad segoviana. “A través del sonido de sus tubos se han acompañado cientos de misas y oficios religiosos, a la vez que también se han ofrecido una gran cantidad de conciertos y eventos que han amenizado la localidad durante muchas generaciones”, explican sus vecinos. 

Su construcción se data entre el año 1710 y 1719, aunque parece ser que no fue construido para esa iglesia, ya que hay algunos estudios que señalan su origen en Cuéllar, una localidad cercana. “De lo que sí hay constancia es de que este órgano fue comprado e instalado en nuestra localidad en el año 1841”, explican. 

“Tristemente, en la actualidad el órgano no tiene la capacidad de crear música. Lleva siendo así desde hace al menos cuarenta años. La falta de un relevo generacional de intérpretes, la falta de dinero para poder acometer su mantenimiento, así como diferentes obras y reformas que se han realizado en la iglesia han acabado por dañar significativamente el instrumento”, lamentan.

Sin embargo, durante todo este tiempo, la actividad cultural del pueblo no ha parado: se han realizado más de 35 semanas culturales, se ha fundado una escuela y orquesta de instrumentos de plectro con varias décadas de actuaciones, se han realizado numerosos talleres y grupos de teatro en torno a la escuela... “Por todo eso consideramos que ha llegado el momento de rehabilitar el instrumento de una vez por todas y sumar este instrumento a la vida cultural de la localidad. Tenemos músicos dispuestos a tocarlo. Tenemos la ilusión de todo un pueblo detrás de su futuro”, aseguran. 

“Una vez realizada esta rehabilitación tenemos muy claro que queremos crear una gran actividad cultural en torno a él”, afirman. “Queremos que el órgano sea un gran activo y motor cultural de la localidad y de la región. Queremos realizar conciertos, amenizar misas, fundar una escuela de organistas... Son muchas las ideas que tenemos y tenemos la intención de cumplir con todas y cada una de las metas que nos estamos proponiendo. Pero sin restauración nada de esto será posible”, subrayan. 

“Hasta la fecha hemos conseguido recaudar una pequeña cantidad de dinero a través de nuestras vías (en torno a 8000€ recibidos de diferentes donantes), pero la restauración del instrumento cuesta mucho más. El último estudio realizado por el maestro organero Don Joaquín Lois (de Tordesillas) en el año 2018 tasa la reparación en torno a 110.000€, (sin IVA) un precio que, si bien puede parecer elevado, realmente es “asequible” en comparación con el precio de otras restauraciones hechas en otras localidades de la provincia de Segovia”, añaden. 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable