La Rioja

El “hongo de pudrición blanca” amenaza un cuartel de la Guardia Civil

La plaga afecta a las vigas de las viviendas, que han tenido que ser desalojadas por riesgo de desplome del techo

Una pareja de agentes de la Guardia Civil.
photo_camera Una pareja de agentes de la Guardia Civil.

La Jefatura de Asuntos Económicos de la Guardia Civil acaba de adjudicar un contrato, negociado sin publicidad, para hacer frente a un riesgo grave que amenaza la seguridad de los agentes que trabajan y viven en una casa cuartel.

Confidencial Digital ha consultado la documentación del contrato de emergencia que tiene por objeto “la realización de las obras de emergencia necesarias para subsanar los graves defectos que presenta la cubierta del Acuartelamiento de Aldeanueva de Ebro (La Rioja)”.

El contrato se ha adjudicado en dos lotes, uno por 15.730 euros y otro por 152.868,96.

Vigas rotas

Durante 2021, el personal técnico del Servicio de Acuartelamiento de la Dirección General de la Guardia Civil visitó el cuartel de Aldeanueva de Ebro, municipio riojano de unos 2.700 habitantes.

El edificio fue construido en 1951. Cuenta con dos alturas: en la planta baja se sitúan las dependencias oficiales y tres pabellones, y en planta alta se distribuyen cinco pabellones, donde viven los guardias civiles, en algunos casos con sus familias.

Los técnicos del Servicio de Acuartelamiento emitieron un informe en el que señalaron varias deficiencias:

-- “Se ha comprobado el estado de la cubierta, se aprecia que algunas cerchas, correas y viguetas que soportan el falso techo están rotas, las correas que soportan las tejas del ala derecha están muy deformadas, siendo visible desde el exterior los defectos de las mismas”.

-- “Las vigas y cerchas se encuentran muy atacadas por el “hongo de pudrición blanca” y también se observan manchas producidas por goteras, que favorecen la pérdida de dureza y flexibilidad en la madera estructural”.

Comprobaron que algunas vigas estructurales se habían roto, y habían sido reparadas mediante la colocación de pletinas.

Riesgo muy grave para la seguridad

Las conclusiones del informe eran alarmantes:

-- “El estado del ala derecha es más crítica, debiendo desalojarse a la mayor brevedad posible, si bien el ala izquierda presenta las mismas deficiencias y se debe considerar también su desalojo para llevar a cabo una actuación inmediata integral sobre la cubierta”.

-- “Esta patología supone un riesgo muy grave para la seguridad de las personas al poder colapsar la cubierta sobre las viviendas inferiores, que no disponen de forjado intermedio de separación”.

En un documento firmado en noviembre, ya se indicaba que “ante esta situación estructural, se notifica a la Zona de la Guardia Civil de Logroño la necesidad de desalojar de forma inmediata la vivienda bajo cubierta del ala derecha del acuartelamiento y el resto del ala izquierda deberá desalojarse antes del invierno, ya que en caso de fuertes lluvias, vientos o nevadas, hay alto riesgo de fallo estructural con el posible desplome de la cubierta”.

Desalojo urgente

Las actuaciones necesarias para subsanar estas “patologías estructurales” eran varias, según el Servicio de Acuartelamiento de la Dirección General de la Guardia Civil.

1.- Protección de las viviendas mediante lonas u otros elementos y su retirada tras la finalización de la obra.

2.- Demolición de la cubierta existente y del falso techo con sus instalaciones eléctricas.

3.- Sustitución del sistema constructivo de la cubierta por uno de estructura metálica ligera y cubrición de teja mixta, con colocación de canalones.

4.- Levantamiento de los muros de división de las viviendas y de las cajas de escalera que actualmente llegan hasta el falso techo.

5.- Instalación de falso techo de pladur sujeto a la estructura y colocación de dos mantas de fibra de vidrio de 10 cm de espesor cada una, la inferior dispondrá de barrera de vapor.

6.- Reposición de las instalaciones eléctricas afectadas por la intervención.

7.- Pintura de paramentos interiores horizontales y verticales de los pabellones de planta alta y repasos varios.

Para realizar estas obras, eran necesario “desalojarse de forma urgente toda la planta bajo cubierta y apuntalar las zonas críticas, llevando a cabo las reparaciones puntuales necesarias hasta que se acometa la sustitución de la cubierta”.

El motivo era que “el proceso de degradación de la madera no se puede frenar por lo que se debe llevar a cabo una actuación integral e inmediata”.

Advertían además los técnicos de que “la falta de intervención sobre las deficiencias diagnosticadas podría derivar en grave peligro para las personas, ya que existe un riesgo inminente de colapso de la cubierta sobre las viviendas inferiores”.

Es por ello que el Consejo de Ministros acordó dar luz verde a la declaración de emergencia para la contratación de las obras de sustitución de cubiertas del acuartelamiento de la Guardia Civil de Aldeanueva de Ebro, por importe de 183.885,85 euros, contrato que ya se ha adjudicado.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?