Alojamiento para ‘menas’: Moncloa habilitará cuarteles, balnearios… y se salta el veto del PP

Ha solicitado a los delegados del Gobierno listas de inmuebles propiedad del Estado en los que tenga libertad para aplicar el reparto de menores inmigrantes por toda España

El acuartelamiento de la Guardia Civil en Rivas Vaciamadrid.
El acuartelamiento de la Guardia Civil en Rivas Vaciamadrid.

Se buscan ubicaciones propiedad del Estado donde alojar a los menores inmigrantes que llegan en masa a Canarias y al resto de las costas españolas. El Gobierno de Pedro Sánchez se prepara así para una nueva fase en el reparto de ‘menas’ por toda España, que se salte el veto anunciado por la mayoría de autonomías gobernadas por PP y Vox.

Entre los espacios que el Ejecutivo central planea utilizar, Confidencial Digital ha podido saber que se encuentran bases militares, acuartelamientos y otras instalaciones del ejército que el Ministerio de Defensa tiene repartidos por todo el territorio nacional. También se buscan habilitar balnearios y terrenos de paradores nacionales.

El viraje del PP en una semana

En Moncloa no ocultan su malestar por el viraje total del PP en una semana. Hace diez días, Alberto Núñez Feijóo garantizó la “solidaridad” de las comunidades gobernadas por los populares con la acogida de menores inmigrantes llegados a Canarias, pero al pasado jueves, su portavoz parlamentario, Miguel Tellado, pidió el despliegue del Ejército en las costas africanas. Génova ha dado un giro de 180 grados respecto al planteamiento inicial del líder popular.

Fuentes del Ejecutivo se quejan de que Feijóo ha desviado el foco sobre el debate abierto para el reparto de menores extranjeros no acompañados llegados a Canarias, un territorio gobernado por el PP con Coalición Canaria, y que ha superado todos los límites de sus sistemas de acogida (el gobierno insular tutela en este momento a 5.500 menores migrantes).

Génova ha torpedeado las posibilidades de acuerdo y no oculta las razones de su volantazo: el temor a que Vox y ‘Se Acabó La Fiesta’, el partido de Alvise Pérez, capitalicen políticamente un repunte de llegadas de extranjeros este verano.

Moncloa trabaja para saltarse el veto

A dos días de que el Gobierno y las comunidades autónomas se reúnan este miércoles, en la conferencia sectorial, para abordar una reforma legal que haga obligatorio el reparto de los menores (según lo pactado por los ejecutivos central y canario), Moncloa ha decidido habilitar cuarteles, balnearios, paradores nacionales… en los que alojar ‘menas’, para así saltarse el veto del PP.

El plan lo impulsa el Ministerio de Presidencia. En el marco del mismo, Moncloa ha tratado de que los presidentes de las comunidades y ciudades autónomas faciliten al Ejecutivo un listado con los espacios en sus regiones que podrían ceder para ubicar estos alojamientos donde acoger a los ‘menas’.

Eso incluiría palacios de congresos (como es IFEMA, en Madrid), polideportivos (la pista de atletismo de Sabadell donde el Ejército ayudó a instalar un hospital de campaña), hoteles, albergues... El listado de lugares disponibles debe ser enviado al Gobierno en los próximos días.

Las delegaciones del Gobierno buscan espacios

Ante la falta de colaboración por parte de la mayoría de autonomías gestionadas por el PP, Presidencia ha pedido a los delegados del Gobierno un listado de inmuebles propiedad del Estado, en los que, por tanto, tenga libertad para aplicarlos al reparto de menores inmigrantes por toda la Península.

 

La búsqueda de lugares afecta, por ejemplo, a las Fuerzas Armadas. Fuentes del Ejecutivo consultadas por ECD indican que, por encargo del Ministerio de Defensa, las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno en las comunidades y provincias de toda España han empezado a solicitar datos de las “capacidades militares” que se podrían poner a disposición de este plan.

Cuarteles

Hay que recordar que el Gobierno ya solicitó durante la pandemia una lista de cuarteles donde confinar a asintomáticos de coronavirus.

El Ministerio de Sanidad planeaba utilizar instalaciones militares por toda España junto a otras infraestructuras que ofrecieran las comunidades autónomas. Pero la resistencia de las autoridades militares no permitió desplegar el plan. Argumentaron que quedarían al descubierto las deficiencias en los cuarteles, y había miedo también a que se extendiesen los contagios entre los militares.

Por el momento, el Ministerio de Defensa ha cedido ocho cuarteles o emplazamientos militares en Islas Canarias y otros seis en otras zonas de la Península para acoger a inmigrantes en situación irregular.

Cuarteles y bases por toda España

Hay que señalar que el Ejército del Aire, la Armada y especialmente el Ejército de Tierra cuentan con una red de infraestructuras por toda la geografía nacional: cuarteles terrestres, bases aéreas y navales, academias...

Los delegados y subdelegados del Gobierno han recibido estos días órdenes de sondear la posibilidad de utilizar algunos de estos lugares, incluidos alojamientos temporales, para acoger ‘menas’.

Se han incluido las bases militares entre las opciones a valorar por el Gobierno, igual que esos otros lugares señalados, balnearios, paradores, palacios de congresos, polideportivos, albergues….

Consultados por ECD, desde el Palacio de la Moncloa explican que el asunto de las ubicaciones donde se instalarán los alojamientos para acoger a menores inmigrantes todavía se está cerrando, por lo que no se puede concretar qué lugares resultarán elegidos.

El Bruc y los policías enviados a Cataluña

Un caso reciente sirve para ejemplificar las capacidades que podrían aportar las Fuerzas Armadas. 

Desde que el proceso independentista en Cataluña alcanzó efervescencia, el cuartel de El Bruc, situado junto a la avenida Diagonal, de Barcelona, ha ido acogiendo a agentes antidisturbios de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, enviados desde otros puntos de España para reforzar la presencia en Cataluña.

El cuartel de El Bruc es la sede del Regimiento de Infantería ‘Barcelona’ 63, pero sus efectivos y su material no ocupan todo el espacio del acuartelamiento, de forma que, en caso de necesidad, puede acoger a decenas de agentes de las Fuerzas de Seguridad en una zona que normalmente está cerrada.

De hecho, tal y como se contó en estas páginas el verano de 2019, hubo quejas de policías nacionales allí destinados debido a los problemas con el agua en la parte del acuartelamiento donde se alojaron, por lo que se instalaron unos módulos con duchas al otro lado del patio.

También en el cuartel de la Guardia Civil en Sant Andreu de la Barca existe una zona vacía, en la que estuvieron durmiendo en sacos de dormir miembros del Grupo de Acción Rápida (GAR, una unidad de élite) desplazados a Cataluña en el marco de estos mismos dispositivos de refuerzo.

Los delegados quieren una respuesta ya

Fuentes militares con conocimiento del despliegue territorial de las Fuerzas Armadas señalan que, ante esa petición de información por parte de las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno, han surgido ciertas reticencias.

Los mandos de las bases han elevado a sus superiores las consultas que les han llegado del delegado o subdelegado en su provincia, preguntando qué respuesta dar, y, en concreto, si deben o no ofrecer espacios de sus acuartelamientos.

Los delegados y subdelegados han puesto como límite este lunes, día 8, para recibir de los responsables de los acuartelamientos de sus provincias el listado con los espacios que podrían ceder para que se habiliten en ellos alojamientos donde acoger a ‘menas’.

Sin embargo, al menos hasta estas últimas horas no estaban recibiendo demasiada colaboración, ya que algunos responsables de las infraestructuras militares no ven claro que los cuarteles y bases sean los sitios adecuados para este fin.

Varios emigrantes son atendidos a su llegada al muelle de la Restinga, a 10 de enero de 2024, en El Hierro.
Varios emigrantes son atendidos a su llegada al muelle de la Restinga, a 10 de enero de 2024, en El Hierro.

Video del día

Al menos 16 muertos en el incendio de
un centro comercial en China
Comentarios