Andalucía

La Armada analiza la incorporación de drones en el aeródromo de la base de Rota para espantar a las aves

Aviones Harrier de la Armada, en la base naval de Rota.
photo_camera Aviones Harrier de la Armada, en la base naval de Rota.

Los aeropuertos y las bases aéreas requieren un servicio de aves rapaces para evitar que por allí sobrevuelen palomas y otras aves comunes que puedan impactar con los aviones en el despegue o aterrizaje.

La Armada plantea ahora introducir un nuevo sistema para ahuyentar a las aves: los drones. Así se contempla en una licitación pública que ha abierto recientemente para cubrir este servicio en la base naval de Rota (Cádiz), según ha podido comprobar Confidencial Digital.

La Intendencia de Rota busca una empresa para que se encargue del “Servicio de erradicación de aves en el aeródromo de la Base Naval de Rota”, con un presupuesto de 22.655 euros para cinco meses, prorrogables hasta 16 meses.

Este órgano de la Armada justifica la contratación señalando que “es imprescindible el control, erradicación, identificación e información de las aves que puedan afectar a la seguridad de vuelo de las aeronaves que transitan por el aeródromo de la base naval de Rota”.

En dicho aeródromo se encuentran los aviones AV-8B Harrier II Plus de la 9ª Escuadrilla de Aeronaves de la Armada. También pasan por allí aviones militares de Estados Unidos, bien para prestar servicio a las unidades de la US Navy ubicadas en Rota, bien para hacer escala en viajes de larga distancia.

Ocho halcones

En los pliegos de la licitación, la Armada fija unos requisitos que deben cumplir las empresas interesadas en prestar este servicio. Principalmente, la actividad de control y erradicación de las aves se prestará con halcones adiestrados.

“Dada la extensión de terreno a cubrir, en atención a los problemas de vuelo que dichas aves puedan tener y con base a las experiencias de otras campañas, se considera que el número mínimo de aves que el contratista debe contar para realizar la operación es ocho”, establece la Armada.

Esos ocho halcones deberán estar inscritos en la Subsección de Aves de Cetrería de la Junta de Andalucía, y habrán de estar entrenadas para ahuyentar a aves.

Los ocho halcones tendrán que encontrarse de forma permanente en la base naval de Rota. La Armada precisa también que “en todo caso, el número de aves que deben volar diariamente no será menor de cuatro”.

Un dron con láser y sonidos

La novedad en esta licitación es que la Armada contempla también el uso de un “dron antiaves” en este servicio para despejar de pájaros el aeródromo de Rota. Se trata, según los pliegos, de una opción que en el futuro podría convertirse en el sistema más común.

“Como complemento al servicio de erradicación de aves, al objeto de poder añadirlo de manera definitiva en un futuro añadiendo los costes estimados del servicio, se valorará el uso de drones tipo RPAS”, se indica en los pliegos.

Las empresas interesadas que ofrezcan esta opción deberán presentar un dron específico para su uso contra aves. Eso significa que irá equipado con un altavoz con sonidos grabados, que se emitirán en vuelo: sonidos de aves de presa, sonidos de aves heridas…

También deberá contar el dron con un láser visible disuasorio.

La Armada pretende probar el dron al menos durante tres meses, “en los cuales se realizarían al menos diez vuelos semanales (15 minutos de duración mínima) si las condiciones meteorológicas y de tráfico aéreo lo permiten”.

El estudio del uso del dron se extenderá como máximo hasta los cinco meses.

Generar rechazo en las aves

Las aves de presa y el dron estarán a cargo de un equipo de al menos dos halconeros, que tendrán que trabajar de forma permanente en la base naval de Rota.

Se establece un horario concreto para la caza con aves adiestradas: “Para no interferir con tráfico aéreo en el Aeródromo de la Base Naval de Rota, la caza con aves adiestradas se llevará a cabo antes del comienzo de cada periodo de vuelo de aeronaves y en coordinación con los Servicios Aéreos de la Base, realizándose estos vuelos de aves desde orto a ocaso”.

Además, si el oficial de servicio de la Flotilla de Aeronaves de la Armada observa la presencia peligrosa de pájaros en las inmediaciones de las pistas, también puede pedir a los halconeros que manden a las aves de presa para ahuyentar.

La idea del trabajo con halcones es que consigan “en la población local de aves un reflejo de rechazo hacia las áreas en que su presencia signifique algún riesgo, por la presencia frecuente de un factor de peligro para ellas, como es el vuelo reiterado de aves de presa”.

Los vuelos de caza irán destinados “al acoso de las aves que vivan o pretendan establecerse en el campo de vuelo o en otras zonas en que pueda significar algún peligro su presencia”.

Teniendo en cuenta las especies a erradicar en Rota, se utilizarán aves de cetrería entrenadas en altanería, capaces de efectuar capturas.

Detectar los focos de aves

El servicio contra las aves de Rota incluirá además “trabajos de identificación de las especies que habitan en la base, movimientos migratorios, determinando para cada especie el hábitat que ocupa, su densidad de población, comportamiento, origen, posibles causas de su presencia y consecuencias que puedan derivarse de ella”.

Los especialistas de la empresa que reciba el encargo tendrán que anotar diariamente todos los movimientos de esas aves, para así identificar los flujos de aves que atraviesan Rota, su procedencia y destino, altura de vuelo, frecuencia de paso y peligro que suponen.

Otro aspecto añadido es la localización, dentro de la base y en sus alrededores, de los “posibles focos atractivos para las aves (fuentes de alimento, explotaciones agrícolas, vertederos, zonas de refugio, encharcamientos, etc.), determinando el grado de riesgo que suponen, y se indicarán, para cada caso, las posibles soluciones para reducir o eliminar su efecto de atracción”.

Incluso se valorará la opción del balizamiento de las aves, para poder estudiar el comportamiento de las aves salvajes, peligrosas para las aeronaves. Se trataría de colocar unas balizas electrónicas en algunas aves, para controlarlas.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?