Madrid

Los usuarios del abono de transporte público en Madrid aplazan la renovación para beneficiarse de la rebaja de seis euros

Están retrasando la recarga de la tarjeta a los primeros días de febrero, cuando la bonificación del transporte público pasará del 50 al 60% en la Comunidad

Un viajero valida su billete en la estación de metro de Gran Vía.
photo_camera Un viajero valida su billete en la estación de metro de Gran Vía.

Los usuarios madrileños que disfrutan del abono de transporte rebajado al 50% desde otoño, se beneficiarán ahora de un descuento ampliado por la Comunidad de Madrid al 60%, a partir del 1 de febrero. Una ventaja que está llevando a un buen número de usuarios a aplazar la renovación de la tarjeta a los primeros días del próximo mes.

Tras el anuncio de Pedro Sánchez de que los abonos de Cercanías y media distancia operados por Renfe serán gratuitos durante todo este año, los gobiernos regionales y ayuntamientos de casi todo el país decidieron también bajar a la mitad el precio del abono de autobús y metro en sus territorios, ayudados por una aportación estatal del 30%.

Así, el pasado 1 de septiembre entró en vigor la reducción del abono de transporte público anunciado por el Ejecutivo central, coincidiendo con la vuelta de las vacaciones de la mayoría de los estudiantes y trabajadores, que luego se prorrogó para todo 2023.

Se trata de una reducción que se mantiene vigente desde entonces, y que es del 100% en los abonos estatales de Cercanías-Renfe, como anunció el propio presidente del Gobierno en su discurso durante el Debate del Estado de la Nación el pasado julio, y de al menos un 50% en el caso de los que dependen de ayuntamientos y autonomías.

Aplazan la renovación del abono

Ahora, tal y cómo anunció la Comunidad de Madrid a finales de diciembre, los usuarios del transporte público de Madrid que tengan comprado alguno de los abonos mensuales van a poder gozar de un descuento del 60% a partir del 1 de febrero.

Una medida que se suma a la ya adoptada tras la vuelta del verano, cuando la Comunidad de Madrid –al igual que la mayoría de autonomías- aplicaron una rebaja del 50%.

De este modo, los usuarios madrileños, cuando vuelvan a recargar sus abonos mensuales en febrero, el precio a pagar estará reducido directamente al 60% respecto a su precio original.

Una circunstancia que está llevando a buen número de usuarios del abono de autobús y metro en Madrid a aplazar la renovación, retrasando la recarga de la tarjeta a los primeros días del próximo mes, según ha podido constatar Confidencial Digital, para beneficiarse de la rebaja de unos seis euros de media.

El abono en Madrid costará 21,80

En España, cada comunidad tiene su propio modelo de transporte público, y billetes y tarifas diferentes con precios reducidos para colectivos determinados.

En la Comunidad de Madrid hay aproximadamente unos 5 millones de usuarios dados de alta en el sistema de abono mensual, que pagaban hasta el mes de agosto unos 54,60 euros para la zona de Madrid capital, y 82 euros si su abono alcanza toda la región.

Con el descuento del 50%, han pasado a costar 27,30 euros y 44 euros, respectivamente. Desde el próximo miércoles, cuando bonificación se ampliará hasta el 60%, tendrán un precio de 21,80 y 32,80. El abono joven, que tenía un precio de 20 euros, ha quedado en 10 con la rebaja a la mitad. Y a partir de ahora, pasará a costar 8 euros.

Estas tarifas se van a mantener durante un total de cinco meses, es decir, solo podrán recargarse a este precio reducido hasta el próximo 30 de junio.

Descuentos del 50% a nivel general

Hay que recordar que la mayoría de autonomías y ayuntamientos han decidido finalmente complementar hasta el 50% las ayudas del Ejecutivo a las tarifas del transporte público de competencia autonómica o municipal.

Es decir, vienen sumando un 20% más a la ayuda del plan anticrisis del Gobierno para paliar las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania.

El Ministerio de Transportes ha transferido en los últimos meses 200 millones a las comunidades, para que subvencionaran un 30% los abonos, y que con recursos propios pudieran llegar a rebajar “hasta un 50% o incluso más” si así lo decidían.

Renfe y Cercanías

Para el próximo ejercicio, Hacienda ha incluido en los Presupuestos Generales del Estado una partida de 700 millones de euros con la que financiar el coste de los abonos de Renfe, Rodalies y Cercanías.

En comunidades y ayuntamientos reconocen que los alcaldes y presidentes autonómicos han decidido incluir, entre sus principales bazas electorales de cara a las elecciones de mayo, la rebaja del precio del abono de autobús y metro, siguiendo la estela de los trenes de Cercanías gratis anunciada por Pedro Sánchez.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?