Castilla la Mancha

La Plataforma por la Ley de Dependencia de Castilla-La Mancha denuncia una “persecución” del gobierno de Page

El presidente ha protestado ante el Defensor del Pueblo

Miembros de la Plataforma de la Ley de Dependencia de Castilla-La Mancha, durante una reunión con Emiliano García Page.
photo_cameraMiembros de la Plataforma de la Ley de Dependencia de Castilla-La Mancha, durante una reunión con Emiliano García Page.

El presidente de la Plataforma por la Defensa de la Ley de Dependencia de Castilla – La Mancha, José Luis Gómez-Ocaña, ha presentado esta semana una denuncia al Defensor del Pueblo por una “persecución” contra él por haberse quejado de las condiciones de esta ley al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

Según Gómez-Ocaña, la crítica al gobierno surgió durante el gobierno de María Dolores de Cospedal. El acoso a la Plataforma continuó con el cambio de Gobierno. Esta vez, desde los que apoyaron a la Plataforma durante sus cuatro años de lucha contra Cospedal.

Gómez-Ocaña ha dicho que García Page “pensaba que, por los años de apoyo del PSOE que recibió la Plataforma, íbamos a ser dóciles cuando ellos llegasen al Gobierno”. “Creyeron que íbamos a tragar, pero han seguido las políticas contra la dependencia”, ha dicho. Estas políticas son las que han denunciado esta semana al Defensor del Pueblo.

Padre de dos personas dependientes

Gómez-Ocaña conoce la situación de las personas dependientes de primera mano. Sus dos hijos tienen distintos grados de dependencia. El menor, de 15 años, debe realizar la revisión del grado de dependencia este año. Para el mayor, de 22 años, la familia tuvo que solicitar un centro de día, un centro de discapacidad al que acude cuatro horas diarias de lunes a viernes, “lo que aguanta”, ha dicho Gómez-Ocaña.

Al tratarse de un centro para personas con discapacidad y personas mayores, no para personas con la dependencia del hijo de Gómez-Ocaña, al hijo mayor le ha sido retirada la prestación económica por su situación. Además, deberá pagar 134 euros mensuales por el cuidado de su familia. Según Gómez-Ocaña, esta cantidad lleva sin abonarse “desde hace seis meses” porque su hijo no lo puede pagar y la familia “no puede hacerse cargo”, ha dicho.

En busca de un cambio de criterio

Gómez-Ocaña pide un cambio de criterio en las nuevas políticas de dependencia. Según el presidente de la Plataforma por Defensa de la Ley de Independencia, no puede ser posible que “se sigan valorando los criterios de dependencia de Cospedal”.

Gómez Ocaña ha anunciado que la denuncia presentada al Defensor del Pueblo “está en tramitación” por dos abogados que trabajan con la Plataforma “de manera altruista”.

Mientras tanto, José Luis Gómez Ocaña planea que su hijo continúe asistiendo al centro. “Que lo echen, si pueden”, ha declarado. Si el hijo de Gómez-Ocaña tiene que volver a casa, el presidente de la Plataforma por la Defensa de la Ley de Dependencia ha dicho que su hijo “perderá gran parte del entrenamiento físico que realiza en el centro”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable