Galicia

Fuerte rechazo de los vecinos de Sillobre al proyecto del parque eólico en sus montes comunales

Recuerdan que su instalación no se encuentra dentro de ningún Área de Desarrollo Eólico

EuropaPress_3760483_figura_molino_energia_eolica_frente_catedral_santiago_compostela
photo_camera Una figura de un molino de energía eólica, frente a la Catedral de Santiago de Compostela

El pasado sábado, tal y como ha informado en exclusiva El Confidencial Autonómico, en la Asociación Agarimo de Sillobre, municipio de Fene, A Coruña, fue convocada una reunión de agrupaciones vecinales para valorar el impacto del Parque Eólico Caaveiro, que pretende levantarse sobre los cercanos montes comunales de Marraxón.

Tras un periodo de intensa valoración por parte de las juntas directivas de las asociaciones que asistieron a dicha reunión —Comunidad de Montes de MarraxónVecinos de SillobreAsociación de Vecinos de Santosamarco y Centro Cultual Agarimo—, la respuesta al proyecto es unánime: “Total rechazo a la instalación del denominado Parque Eólico Caaveiro”, señalan fuentes próximas a las juntas directivas para este periódico.

Los motivos aducidos por lo vecinos son los efectos colaterales que el proyecto del parque eólico tendría para la comarca ferrolana. Los ciudadanos valoran negativamente el impacto visual, acústico, medioambiental, sobre el patrimonio, en el entorno “y principalmente también porque su instalación no se encuentra dentro de ningún Área de Desarrollo Eólico, es decir; dentro de alguno de los territorios definidos por la Xunta para poder crear este tipo de parques”, precisan los interlocutores a este medio. 

Seis parques en uno 

Las asociaciones de vecinos comparten, además, el argumento esgrimido por el profesor Xavier Simón en la reunión del sábado: el Parque Eólico Caaveiro formaría parte de seis parques fragmentados que, en realidad, funcionarían como uno solo conjunto, sorteando, de este modo, una tramitación más compleja y lenta y con mayores exigencias ambientales.

Interlocutores cercanos a estas asociaciones igualmente consideran que “no está demostrado que no exista riesgo potencial sobre la salud humana por el efecto de los campos electromagnéticos de las redes de evacuación de los aerogeneradores, que pasarían por delante de muchas viviendas habitadas, así como por la subestación que se construiría en el lugar del Barreiro, muy próxima a los núcleos habitados de Barreiro y Belelle”.

Las asociaciones vecinales sitúan las próximas acciones en el ayuntamiento de Fene, a quien piensan solicitar una declaración institucional del Pleno en contra del proyecto del parque eólico, la presentación de los alegatos pertinentes como parte interesada y la puesta en marcha de una oficina de asesoramiento legal y de preparación de alegatos.

El objetivo, en este sentido, será que “el vecindario pueda defender sus derechos y que se encargue de registrar todos los escritos con destino al Área de Energía de la Xunta”. Los ciudadanos afectados por este potencial proyecto reflexionan que ningún vecino debería quedar sin la posibilidad de alegar y defender sus derechos “por no saber cómo hacerlo o por no saber a dónde dirigirse”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?