El Confidencial Autonómico

La asamblea que aprobó la fusión de Caja Castilla-La Mancha con Cajastur no informó sobre el cierre de oficinas y los despidos. El PP cree que puede haber “una sangría”

El pasado miércoles se aprobó la fusión de Caja Castilla-La Mancha con 110 votos a favor y 23 abstenciones procedentes de los consejeros del Partido Popular con silla en la asamblea de la entidad. Durante la reunión, no se especificaron cifras sobre el cierre de oficinas ni salidas de empleados. Tal y como adelantó El Confidencial Autonómico , el PP de Castilla-La Mancha no apoyó la fusión de CCM con Cajastur al existir una denuncia en el Banco de España que acusaba a la dirección de la entidad de condonar deudas al aeropuerto de Ciudad Real. Los 'populares', que aseguraron no poder votar a favor de una iniciativa procedente de unos dirigentes corruptos, encontraron durante la asamblea un nuevo motivo para abstenerse: "No respondieron a nuestras preguntas sobre cuánta gente perdería su trabajo o cuántas oficinas habría que eliminar". Así lo explica una voz autorizada del partido consultada por este confidencial. La misma fuente asegura: "Según nuestros cálculos, más de 1.100 personas podrían irse a la calle, y no podemos aceptar eso". Por este motivo, los consejeros del PP que asistieron a la asamblea exigieron por escrito el mantenimiento de los 3.000 puestos de trabajo. El Gobierno regional se mantiene en sus afirmaciones y asegura que ningún empleo corre peligro. Las fuentes consultadas aseguran que "en el pleno extraordinario que convoque el presidente Barreda todo quedará aclarado".

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes