Castilla la Mancha

Ecologistas denuncian que el Ayuntamiento de Cuenca realiza talas abusivas en el Parque Natural de la Serranía

El consistorio justifica las actuaciones tras los efectos del paso de la borrasca ‘Filomena’

Agente Medioambiental en Las Pedroñeras (Cuenca)
photo_camera Agente Medioambiental en Las Pedroñeras (Cuenca)

Los efectos de la borrasca Filomena aún se dejan notar por todo el país, y también la urgencia de las administraciones por arreglar todos los desperfectos naturales que provocó. La última noticia llega desde la ciudad de Cuenca, donde Ecologistas en Acción ha denunciado cómo la limpieza de los montes aledaños, situados en pleno Parque Natural de la Serranía, se ejerce sin control y con talas abusivas que dañan al entorno natural.

La zona afectada concreta es la Sierra de los Canales, cuya administración corresponde al Ayuntamiento de Cuenca. En Ecologistas en Acción preocupa especialmente la Cañada del Mostajo, lugar donde nace el río Escabas. Se trata de una zona de alto valor ecológico que incluye varios ejemplares de águila perdicera.

Los ecologistas denuncian que se han realizado cortes de forma indiscriminada con maquinaria pesada como procesadoras en lugar de motosierras, lo que ha ocasionado daños importantes a la masa forestal. El uso de estas máquinas implica la apertura de vías que eliminan todos los ejemplares a su paso, lo cual daña a la vegetación de sotobosque, a los propios árboles en pie y alteran la composición del suelo.

Rodrigo Molina, delegado provincial de Desarrollo Sostenible de la Junta en Cuenca, ha justificado la actuación del ayuntamiento al alegar que la intervención corresponde a un tratamiento programado desde el año 2018, cuando otra nevada primaveral provocó destrozos. "Había muchísimos pinos partidos, tronchados, secos desde hace ya dos años", defendió Molina.

"Estos hechos nos parecen gravísimos, no solo la actuación salvaje y sin escrúpulos de la empresa, sino también la pasividad de la Delegación de Desarrollo Sostenible", expresan desde Ecologistas En Accióm. "Pedimos a Rodrigo Molina que explique a la ciudadanía y en especial a los vecinos de Cuenca qué está pasando, como está permitiendo este desastre ecológico y que paralice inmediatamente esta agresión al medio ambiente".

El desastre medioambiental que deja Filomena también afecta a otras zonas de la Península Ibérica. En la ciudad de Madrid muchos parques urbanos importantes continúan cerrados sin fecha de apertura a la vista, y los jardineros encargados de la Casa de Campo temen la desaparición de un 10% de los árboles de la zona, con una especial incidencia en los ejemplares de pino.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes