Castilla la Mancha

La Delegación del Gobierno en Castilla La Mancha toma medidas contra las altas temperaturas para los agentes que lo vigilan

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) denunció que el límite se sitúa en los 27ºC y reclamó soluciones para evitar golpes de calor

Guardia Civil.
photo_camera Guardia Civil.

El pasado mes de agosto, Carles Mulet García, Senador designado por las Cortes Valencianas, denunciaba ante el Senado la situación insostenible que estaban viviendo los Guardias Civiles destinados en la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha que prestan servicio nocturno aguantando temperaturas de más de treinta grados. 

Los guardias civiles destinados en el edificio y que trabajan en horario nocturno “sobrellevan” los meses más fríos con mantas y aparatos que llevan de sus propias casas, explica la asociación, pero el “problema surge en los meses estivales, cuando las elevadas temperaturas pueden ocasionar golpes de calor o estrés térmico”. 

Golpes de calor 

Al parecer, dice la AUGC, este modo de proceder se debe, supuestamente, a las quejas de los vecinos por el ruido que emite el sistema de climatización cuando está en funcionamiento.

No sólo es el calor. También, el frío, que lo sobrellevan con mantas, pero los 30 grados de temperatura que hay en las instalaciones la mayoría de las noches podían ocasionar golpes de calor o estrés térmico. De esta manera, AUGC Toledo remitió un informe a la Delegación del Gobierno regional.

Escrito a la Delegación

La Delegación de Toledo de la Asociación Unificada de Guardias Civiles ha enviado un escrito y un informe a la Oficina de Riesgos Laborales de la Delegación del Gobierno de España en esta comunidad autónoma para que no se desactive por la noche el aire acondicionado ni la calefacción en invierno.

Cabe recordar que la Delegación del Gobierno “tiene la obligación de velar por la seguridad de los trabajadores” y eso incluye propiciar una temperatura adecuada conforme a la normativa vigente en materia de riesgos laborales. “Al superar los 27ºC estipulados por Ley, puede provocar una clara situación de estrés térmico”.

Soluciones un mes después

Según ha podido saber ECA, tras varias semanas aguantando las altas temperaturas, la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha ha asegurado al Senado que se adoptaron las medidas oportunas en cuanto se tuvo conocimiento de dicha situación. 

El aire acondicionado se apaga por la noche “por respeto” a los vecinos de la zona, en pleno Casco Histórico de Toledo, en la plaza de Zocodover, debido al ruido que genera el actual sistema de climatización.

Las mismas fuentes aseguran que el problema está “en vías solucionarse”, ya que cuando se conoció la denuncia de la AUGC “se dio orden de instalar un sistema portátil de climatización” y en estos momentos se está “a la espera” de que la empresa suministradora proceda a su instalación.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable