Castilla la Mancha

UPyD propone pasar de 919 a 100 municipios en Castilla-La Mancha

Con la reducción de 6.016 a 1.688 concejales y con la supresión de diputaciones y mancomunidades se ahorrarían 371 millones de euros anuales

Ayuntamiento de Solera de Gabaldón (Cuenca), de sólo 25 habitantes.
photo_camera Ayuntamiento de Solera de Gabaldón (Cuenca), de sólo 25 habitantes.

Un ambicioso plan para fusionar municipios en toda España es una de las propuestas que desde hace años mantiene Unión Progreso y Democracia para racionalizar el mapa territorial y ahorrar en gastos administrativos. Ahora va a plantear un plan concreto para reducir los municipios de Castilla-La Mancha hasta un 10% del número actual.

Desde hace varios años, prácticamente desde su fundación, UPyD ha pedido que los municipios de menos de 5.000 habitantes se fusionen para crear ayuntamientos más grandes y poder así, según su visión, prestar los servicios públicos de forma más eficiente a los ciudadanos y con un menor coste.

El Consejo Territorial de UPyD ha elaborado un extenso documento, al que ha tenido acceso El Confidencial Autonómico, en el que hace una ambiciosa “Propuesta de reforma local para Castilla-La Mancha: fusión de ayuntamientos”.

El partido magenta hace el siguiente razonamiento: “Tenemos unos ayuntamientos elegidos por los ciudadanos incapaces de implementar políticas públicas por su tamaño y otras administraciones (diputaciones y mancomunidades) que implementan esas políticas en los pequeños municipios pero que no son elegidas por los ciudadanos (lo que se presta al clientelismo, al enchufismo y a la corrupción)”.

UPyD señala que mientras otros países europeos como Reino Unido, Alemania, Bélgica y, más recientemente, Grecia han llevado a cabo drásticas reducciones del número de entidades locales por la vía de fusión, España mantiene la planta municipal diseñada a principios del siglo XIX, con más de 8.000 ayuntamientos y las diputaciones provinciales.

De hecho, hace una comparación “odiosa”: todo el Reino Unido, con 62 millones de habitantes, tiene unos 400 ayuntamientos; Castilla-La Mancha, con una población de 2 millones y sólo un tercio del territorio, cuenta con 919 municipios.

Municipios de más de 5.000 habitantes

En el documento consulta por ECA, Unión Progreso y Democracia concreta en números su propuesta de reducción: quiere que los 919 ayuntamientos se reduzcan en un 90% y sólo queden 100 municipios en toda Castilla-La Mancha.

Por provincias, la fusión que plantea UPyD quedaría de la siguiente forma: Toledo disminuiría sus municipios de 204 a 27; los 87 ayuntamientos de Albacete se reducirían a 17; en Cuenca, los 102 consistorios actuales quedarían en 25; Guadalajara tendría sólo 15 municipios, de los 288 actuales; y los actuales 102 municipios de Ciudad Real se reducirían hasta 25.

Según este nuevo mapa municipal, en Castilla-La Mancha sólo quedarían 12 municipios con menos de 5.000 habitantes (cinco de los cuales tendrían más de 4.000 habitantes) en zonas poco pobladas, poco accesibles y muy dispersas. “Nos adaptamos a la realidad de cada sitio sin forzar fusiones no recomendadas”, aseguran desde la organización castellanomanchega de UPyD.

Los criterios para esta fusión de municipios serían varios: la proximidad geográfica (para construir municipios de hasta un máximo de 30 kilómetros de distancia); los centros sanitarios y las zonas de escolarización, para que los vecinos no tengan que cambiar de hábitos; las mancomunidades existentes, para que se mantengan las prestaciones de servicios aunque desaparezcan las mancomunidades; las vías de comunicación; las relaciones comerciales entre localidades; las dificultades orográficas; y los valores medioambientales y paisajísticos, como a presentacia de parques naturales y reservas de caza.

Ante las posibles quejas de ciudadanos que quieran mantener la identidad de sus actuales pueblos, UPyD propone que “todos los núcleos de población del nuevo municipio mantendrán su nombre, sus costumbres y tradiciones y sus fiestas [...] Los núcleos de población que dejaran de ser ayuntamientos podrían pasar a ser Entidades Locales Menores o pedanías (en todo caso, Entidades de Ámbito Territorial Inferior al Municipio - ETAIM) con su correspondiente alcalde pedáneo”.

La idea del partido de Rosa Díez es que la fusión de municipios se complemente con la supresión de las diputaciones provinciales y la eliminación de la mayoría de las mancomunidades actualmente existentes. De esta forma, serían los ayuntamientos, que son instituciones cuya composición es elegida por los ciudadanos, los encargados de implementar las políticas más cercanas a los vecinos, mientras que las instituciones que no son elegidas directamente en elecciones (diputaciones y mancomunidades) desaparecerían.

Un ahorro similar a los recortes de Cospedal

Además de las cifras de reducción de ayuntamientos, con una tabla exhaustiva de cómo se integrarían todos los municipios de Castilla-La Mancha (aunque señalan que es una propuesta flexible), UPyD también ha calculado cuánto se podría ahorrar el conjunto de las instituciones en reducción del gasto público administrativo.

El menor gasto se lograría al reducir las estructuras administrativas, por haber menos ayuntamientos, y al conseguir un menor coste en los bienes y servicios que compran y contratan los consistorios al establecerse economías de escala y sinergias (“no es el mismo coste por artículo si pides 100 que si pides 10.000”, explican desde el partido magenta).

Unión Progreso y Democracia de Castilla-La Mancha ha hecho el cálculo tomando los datos del gasto en personal y funcionamiento de todos los ayuntamientos de la región en 2011, y también de las diputaciones provinciales que propone eliminar.

En total, según UPyD con su nuevo mapa municipal se conseguiría un ahorro anual de 371 millones de euros, al pasar de 919 ayuntamientos (con 6.016 concejales), cinco diputaciones y 134 mancomunidades -que suponen un gasto de 1.676 millones en personal y funcionamiento- a sólo 100 ayuntamientos y 1.688 concejales, que tendrían un gasto de 1.305 millones de euros. El ahorro sería aún mayor de esos 371 millones, precisan desde el partido, porque no han tenido en cuenta (porque no han conseguido los datos) los gastos de las mancomunidades.

El Consejo Territorial de UPyD hace una comparativa para mostrar la magnitud del ahorro que podría supone la reforma local que propone: “Si se hubieran fusionado ayuntamientos al comienzo de la crisis, en 2008, el ahorro en Castilla-La Mancha habría sido prácticamente el mismo que el recorte de Cospedal en Educación, Sanidad, Bienestar Social e I+D+i: 2.254 millones de euros”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?