Aragón

Comisiones Obreras reclama una reunión con Lambán para evitar el “desmantelamiento” del tren en Aragón

El sindicato también va a solicitar reunirse con la ministra de Transportes, ya que teme que el recorte sea un precedente para el resto de España

Javier Lambán, presidente de Aragón.
photo_camera Javier Lambán, presidente de Aragón.

El presidente del gobierno de Aragón, Javier Lambán, y la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, acordaron hace unos días la sustitución de dos líneas de tren por transportes por carretera por un servicio de autobuses que llevara a los viajeros. Estas líneas de ferrocarril estaban subvencionadas por el gobierno aragonés pero ahora que asume su coste el Gobierno central, éste ha decidido su sustitución por transporte por carretera.  

Para Comisiones Obreras, la decisión de eliminar los trenes que unen Zaragoza-Lérida y Teruel-Caudiel supone “un despropósito” y temen que esta medida se extrapole a otras partes de España y suponga un precedente para las líneas de ferrocarril menos concurridas.

Desde el sindicato apuntan que las palabras de Lambán y la ministra de Transportes acerca de eliminar líneas deficitarias por las que circulan “solo cuatro o cinco personas” nos haría ir en dirección contraria al resto de Europa, que incrementa cada vez más sus kilómetros de vías.

Además del aumento de la contaminación que supondría cambiar las líneas de tren por autobuses, esta decisión podría poner en riesgo la comunicación de los habitantes de esas regiones, señalan. Desde el sector Ferroviario de CCOO indican  que la solución pasa por traspasar viajeros de las carreteras a las vías de tren y recuerdan que el 2021 ha sido declarado por la Unión Europea como el Año del Ferrocarril.

El sindicato ha asegurado que la delegación de Aragón pedirá una reunión con el gobierno autonómico para tratar este asunto y que habrá movilizaciones en Monzón. También han señalado que desde las oficinas centrales se planteará tener una reunión con la ministra de Transporte.

El presidente de Aragón y la ministra han defendido su postura alegando que ningún presupuesto público se puede permitir trenes “a la carta” en líneas deficitarias. Lambán ya acordó tomar esta decisión cuando era José Luis Ábalos quien ostentaba la cartera de Transportes, y también defendió que los usuarios son los que saldrán ganando con esta medida. El presidente ha querido dejar claro que la sustitución de trenes por autobuses no repercutirá negativamente sobre el ciudadano y se ofrecerá un servicio igual o mejor pero con un coste razonable.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable