Ultima hora

Unión de Uniones cree que 2020 ha sido un "extraordinario desafío" para agricultores y ganaderos

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, en su balance de 2020, considera que ha supuesto uno de los mayores desafíos para agricultores y ganaderos, que han tenido que afrontar la crisis del coronavirus, partiendo de una mala situación que se manifestó con miles de tractores en la calle en los primeros meses del año.

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, en su balance de 2020, considera que ha supuesto uno de los mayores desafíos para agricultores y ganaderos, que han tenido que afrontar la crisis del coronavirus, partiendo de una mala situación que se manifestó con miles de tractores en la calle en los primeros meses del año.

Las negociaciones sobre la Política Agrícola Común (PAC) y su aplicación en España, el amago de una "inoperante" reforma de la ley de la cadena alimentaria y la asignatura nuevamente pendiente de poner urnas en el campo han marcado el año, según ha informado la organización agraria en un comunicado.

Unión de Uniones considera que este 2020 acaba justo como empezó, con una "gran crisis para el sector" que se ha visto aún "mucho más agravada" por la llegada del coronavirus, cuyas medidas de seguridad ha marcado gran parte del ritmo de los mercados, a pesar de que el Ministerio haya presentado, en su primera estimación, una renta agraria en crecimiento, del 4,3%, algo que la organización cree "muy lejano" a la realidad del sector.

El cierre de la hostelería, los mercados, el aumento de los costes de producción por las restricciones a la hora de organizar el trabajo y la ralentización de la exportación han hecho que muchos sectores que ya estaban en crisis como el ovino-caprino, lo estén aún más.

Por otra parte, Unión de Uniones destaca que climatológicamente el año no ha sido particularmente malo a nivel general, aunque algunos cultivos se han visto fuertemente dañados, como el tomate y el pimiento en Extremadura, los cítricos y el caqui en Comunidad Valenciana, o la fruta dulce en Cataluña.

Un año en el que a las complicaciones comerciales y logísticas que ha traído la pandemia se han unido los aranceles impuestos por la administración Trump a determinados productos agroalimentarios españoles y a un veto ruso con el que no se logra acabar.

Igualmente, la organización lamenta que se finalice el año sin un aparente acuerdo sobre el Brexit y que tendrá impacto en la economía de muchos productores.

Por otro lado, Unión de Uniones ha lamentado la confirmación de la pérdida de presupuesto para la PAC, con un recorte del 10,2% en términos constantes respecto al periodo anterior 2014-2020.

"Ha sido para nosotros un año de intenso trabajo en el Plan Estratégico de la PAC", señalan, al tiempo que han valorado positivamente la inclinación por parte de Agricultura a vincular las ayudas a un modelo profesional de agricultor genuino y aplicar mecanismos de redistribución de los pagos directos.

Unión de Uniones considera que "más decepcionante" ha sido la gestión de la revisión de la Ley de la Cadena Alimentaria, que levantó muchas expectativas con la referencia del precio a los costes de producción, pero "que no se ha notado en nada en las explotaciones".

La organización reprocha al Ministerio "que se haya mostrado impermeable a las propuestas para definir la posición de dominio en la cadena y adelantar la trasposición de las prácticas desleales reguladas a nivel europeo".

Por último, Unión de Uniones considera que el ministro Luis Planas "suspende 2020 en democracia, con otro año en blanco en cuanto a la puesta en marcha de elecciones en el campo".

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?