Ultima hora

Pillamos a Gabriel, el scort amigo de Ángela Dobrowolski, de nuevo en la casa de Josep María Mainat

MADRID, 8 (CHANCE) Pese a que el lunes Ángela Dobrowolski debía abandonar, por orden judicial, la casa de Josep María Mainat en Barcelona, cuatro días después la alemana sigue atrincherada en la vivienda. Y por lo que se ve, no piensa abandonarla, ya que ni siquiera acudió ayer al encuentro que tenía con sus dos hijos pequeños. El productor ha cortado los suministros y en la mansión - que, recordemos, su exmujer alquilaba a scorts por habitaciones - no tiene ya luz ni agua, pero aún así sigue siendo un hervidero de gente que no deja de entrar y salir a lo largo de todo el día.

MADRID, 8 (CHANCE)

Pese a que el lunes Ángela Dobrowolski debía abandonar, por orden judicial, la casa de Josep María Mainat en Barcelona, cuatro días después la alemana sigue atrincherada en la vivienda. Y por lo que se ve, no piensa abandonarla, ya que ni siquiera acudió ayer al encuentro que tenía con sus dos hijos pequeños. El productor ha cortado los suministros y en la mansión - que, recordemos, su exmujer alquilaba a scorts por habitaciones - no tiene ya luz ni agua, pero aún así sigue siendo un hervidero de gente que no deja de entrar y salir a lo largo de todo el día.

Aunque se dijo que Gabriel - el scort que tomó protagonismo tras la denuncia pública de su novia, Alina, que ya está sacando tajada de este culebrón en los platós de televisión - era solamente el jardinero y "chapuzas" de la casa de Mainat y que no tendría ninguna relación afectiva con Ángela, parece todo lo contrario. Y es que, pese a que no quiere saber nada de la prensa y su actitud es del todo menos amigable, el joven sigue al lado de la alemana en la mansión de la discordia. Y, aunque sabe perfectamente la presencia de numerosos medios de comunicación a las puertas de la misma, entra y sale como "Pedro por su casa". Eso sí, muy digno, guarda silencio. ¡Dale al play y no te pierdas las nuevas imágenes de Gabriel en el domicilio del productor!

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?