Ultima hora

Méndez (CECA) cree que las fusiones anunciadas son "buena noticia" y no impactarán en la competencia

Resalta el papel de la banca para multiplicar el efecto de los fondos de recuperación

Resalta el papel de la banca para multiplicar el efecto de los fondos de recuperación

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El director general de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), José María Méndez, ha valorado que las operaciones de fusión CaixaBank-Bankia y Unicaja-Liberbank son "una buena noticia", ya que permitirán mejorar la eficiencia del sistema sin generar efectos negativos sobre la competencia, dado el "elevado grado de competitividad" que caracteriza al mercado español.

Así lo ha puesto de manifiesto durante su intervención en el XI Encuentro del Sector Financiero organizado por Expansión y KPMG, donde ha reconocido que en el sistema financiero europeo existe actualmente "un exceso de capacidad instalada", donde además la digitalización y la aparición de nuevos competidores irán a más en el futuro.

"Por ello, aunque se lleven a cabo varias operaciones de integración, esto no debe tener efectos negativos ni sobre la competencia ni sobre el servicio prestado a los clientes", ha asegurado Méndez, quien ha indicado que el sistema financiero español está en una posición intermedia en Europa en términos de concentración y sigue siendo uno de los que cuentan con más oficinas por número de habitantes.

El director general de CECA ha advertido de que, aunque las entidades parten de una posición más favorable de solvencia y liquidez que durante la crisis financiera, "inevitablemente" el impacto sobre la economía real se trasladará a las entidades en forma de morosidad, lo que unido a las expectativas de mantenimiento de los tipos de interés negativos "no deja más remedio que seguir trabajando para recuperar la rentabilidad".

Según ha indicado, esto puede hacerse por la vía de los ingresos, fidelizando a los clientes y migrando hacia un modelo menos dependiente del margen financiero y más basado en comisiones, aunque se trata de una tendencia que "tardará tiempo en materializarse" y que "se ve condicionada por una fuerte resistencia de tipo cultural", ya que los clientes no están acostumbrados a pagar por servicios que han sido gratuitos en el pasado, como las transferencias o domiciliaciones.

Asimismo, los bancos pueden recuperar rentabilidad reduciendo costes, si bien "no quedan demasiadas palancas" para ello tras los intensos esfuerzos realizados en los últimos años. En este sentido, ha apuntado a la apuesta por la digitalización, que tiene un impacto positivo sobre la eficiencia a medio plazo, y las integraciones, que permiten generar economías de escala.

En este punto, el director general de CECA ha reconocido que la asignatura pendiente sigue siendo la de las integraciones transfronterizas, que se enfrenta a retos derivados de la falta de avances en el proyecto de integración europea, como una integración financiera y fiscal europea todavía insuficiente, una Unión Bancaria incompleta y un proyecto de mercado europeo de capitales al que todavía le falta mucho recorrido.

"En definitiva, los retos del sector son muy relevantes y, en mi opinión, será necesario actuar al tiempo sobre ambos lados de la cuenta de resultados para conseguir que vuelva a ser competitivo y consiga cubrir el coste del capital", ha destacado.

EL ROL DE LA BANCA PARA MULTIPLICAR LOS FONDOS

El director general de CECA ha puesto en valor que desde marzo las entidades españolas han concedido más de 1,3 millones de moratorias por 52.000 millones de euros, (de las que 464.000 operaciones de 21.900 millones de euros corresponden a entidades de CECA), que la financiación avalada por el ICO ha ayudado a más de 800.000 empresas con 102.000 millones (las entidades de CECA han financiado a 235.000 empresas por 28.400 millones de euros) y que las entidades adheridas a la patronal han anticipado pensiones y prestaciones del SEPE en 40 millones de operaciones por 37.000 millones de euros.

Así, además de este "papel clave" del sector en la canalización de la política monetaria a la economía real, en esta segunda oleada del coronavirus debería tener un papel "igualmente relevante" en las medidas de estímulo fiscal orientadas a la recuperación.

En el caso de España, esto pasa por "adoptar un rol activo en la implementación del Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia", como canalizador de los fondos europeos, gracias a su elevado grado de capilaridad, su conocimiento de las pymes en los distintos sectores de actividad y su experiencia en el análisis de viabilidad y la implementación de proyectos de financiación para proyectos de inversión.

"Esta tarea de canalización de los fondos, en combinación con medidas financieras adicionales, puede generar un efecto multiplicador que maximizaría el impacto del plan en la economía nacional, reduciendo con ello los plazos de recuperación de los niveles de bienestar previos a la crisis", ha asegurado Méndez, quien ha apelado a la colaboración entre el sector público y el sector privado para asegurar el éxito del plan nacional.

En cualquier caso, el director general de CECA ha defendido que los bancos deben contribuir a la recuperación económica, pero preservando su solvencia y el dinero de sus depositantes. Para ello, ha señalado que debe hacerse un "ejercicio sólido" de análisis de viabilidad que permita "discriminar los negocios viables que necesitan un apoyo temporal, de aquellos que han dejado de serlo".

"Mantener empresas no viables de forma artificial no conduce a ninguna parte, pues lo único que se hace es retrasar el reconocimiento del problema. Es preciso canalizar la financiación hacia aquellas empresas que tengan capacidad de recuperar la senda de la rentabilidad en el medio plazo, así como hacia nuevos proyectos de futuro para un mundo post-Covid", ha sostenido.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?