Ultima hora

Lady Di, la princesa que dio su vida por el pueblo

MADRID, 6 (CHANCE) Si hablamos de Lady Di, hablamos de una mujer que supo gestionar -de alguna manera- su posición pública para defender y atender causas sociales que nunca antes, un miembro de la Casa Real, había adueñado. La Princesa de Gales se convirtió en la mujer más famosa del mundo en cuestión de meses desde que se empezó a rumorear su noviazgo con el Príncipe Carlos y desde entonces, la fama la persiguió hasta los últimos días de su vida.

MADRID, 6 (CHANCE)

Si hablamos de Lady Di, hablamos de una mujer que supo gestionar -de alguna manera- su posición pública para defender y atender causas sociales que nunca antes, un miembro de la Casa Real, había adueñado. La Princesa de Gales se convirtió en la mujer más famosa del mundo en cuestión de meses desde que se empezó a rumorear su noviazgo con el Príncipe Carlos y desde entonces, la fama la persiguió hasta los últimos días de su vida.

El año 1997 fue el más trágico, pero el más especial en su vida. Vivía cómodamente enamorada de Hasnat Ahmad Khan, quien le había enseñado lo que era el verdadero amor y con el que se mostraba de lo más feliz posible. Quizás, esa felicidad que nunca había tenido con Carlos, fue la que encontró en el corazón de este cardiólogo que vivió con ella los últimos meses de su vida.

La princesa del pueblo y para el pueblo, dio su vida por defender públicamente causas sociales, enfermedades como el VIH, la pobreza infantil, la discapacidad... entregó su corazón a todos esos ciudadanos que salían a las calles para verla, tocarla y gritarla. Supo dar lo que la gente le pedía, era algo inusual que una mujer perteneciente a la Casa Real se mostrara tan cercana al pueblo, pero ella lo consiguió.

Ella fue y será una de las mujeres más preciosas de todos los tiempos, pero detrás de esa belleza que lucía en cada una de su aparición, había una mirada triste que reflejaba la soledad de una persona que no vivía en la pompa que le prometieron. Quizás, su humildad y transparencia en su mirada fue lo que la hizo importante y sobre todo, lo que provocó ese vínculo tan estrecho con todos los ciudadanos.

Trágica su muerte y triste el recuerdo de una mujer que falleció joven, apaleada públicamente en algunas ocasiones por personas con las que había convivido, pero sí comprendida por todo el pueblo. Lady Di permanecerá en el recuerdo de muchos de nosotros como una señora de los pies a la cabeza, que le daba igual lo que se dijera de ella, pero que gestionó ese poder para realizar buenas causas y no para el 'postureo' que tienen muchos miembros de Casas Reales.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?