Ultima hora

González Pons dice que el partido de Orbán será expulsado del PPE a primeros de 2021 si "no da un giro de 180 grados"

Admite que es "un asunto difícil de resolver" porque Fidesz está en "el límite entre la extrema derecha y la democracia cristiana"

Admite que es "un asunto difícil de resolver" porque Fidesz está en "el límite entre la extrema derecha y la democracia cristiana"

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente del Grupo Popular en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, ha asegurado este jueves que, si el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, "no da un giro de 180 grados", su partido Fidesz "será expulsado" del Partido Popular Europeo (PPE) en la próxima asamblea, prevista para el mes de febrero.

En un encuentro informativo en NEF online, organizado por Nueva Economía Fórum, González Pons ha explicado que anoche el grupo parlamentario, después de un debate que se prolongó "toda la tarde", acordó exigir al PPE que "tome una decisión sobre la expulsión de Fidesz en el mes de enero o febrero, lo antes posible".

El dirigente del PP ha admitido que dentro del grupo parlamentario es "palpable" que existe una "mayoría del 90% a favor de que los húngaros abandonen el PPE". "Le hemos exigido al partido que eso se produzca lo antes posible. Creo que si Orbán no da un giro de 180 grados, su partido será expulsado del PPE en la próxima asamblea que el PPE va a celebrar en el mes de febrero", ha confirmado.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE "EXPULSARLE O AGUANTARLE"

Al ser preguntado expresamente que opina el PP que hay que hacer con Orban y los eurodiputados de Fidesz y si deben ser excluidos del Grupo Popular Europeo, Pons ha admitido que éste es "un asunto difícil de resolver", ya que, según ha explicado, Fidesz "se encuentra en el límite entre la extrema derecha y la democracia cristiana".

"Digamos que tiene un pie en la extrema derecha y otro pie en la democracia cristiana. Cierto que cada vez más apoya su peso sobre el pie que tiene en la extrema derecha", ha manifestado el eurodiputado 'popular'.

Tras señalar que hay que tomar la decisión sobre si "expulsarle o aguantarle", ha asegurado que expulsarle tiene "la gran ventaja" de que permite mostrarles ante la opinión pública como los "constructores" de la Unión Europea.

Eso sí, ha dicho que la "desventaja" es que enviarían a un partido de gobierno al grupo de la extrema derecha, que tiene "fuerte representación" pero en general de "partidos en la oposición", salvo el caso polaco. Con esa decisión, ha proseguido, estarían "colocando ya a dos gobiernos en el grupo de la extrema derecha" y "fortalecerían" a ese sector político cuando no les "interesa" hacerlo.

"NOS IRRITA CONSTANTEMENTE"

Pons ha reconocido que la permanencia del partido del primer ministro húngaro está "perjudicando" al PPE desde el punto de vista de la opinión pública, está "acentuando" sus "contradicciones internas" y les "irrita constantemente".

"Pero nos permite pensar que un día Orbán pasará y ese día nos alegraremos de haber pasado la fiebre de Fidesz y tener a ese partido que tradicionalmente fue un partido que luchó por la libertad en Hungría dentro del PPE", ha apostillado.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?