Ultima hora

Aznar dice que, "radicalismo aparte", hay espacio para una alianza de "moderados y modernizadores" para acuerdos de país

Critica que Sánchez quiera un estado de alarma para seis meses y avisa que la libertad es "el gran valor de las sociedades libres"

Critica que Sánchez quiera un estado de alarma para seis meses y avisa que la libertad es "el gran valor de las sociedades libres"

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha asegurado que España tiene un "futuro complicado" tras la crisis provocada por el coronavirus pero ha subrayado que, "radicalismos aparte", hay espacio para forjar una alianza de "moderados y modernizadores" y llegar a acuerdos de país. A su entender, el futuro de España depende de que se logren esos pactos "para varias décadas".

"Creo que hay un espacio para construir. También en España, radicalismos aparte, hay un espacio para forjar una alianza de moderados y de modernizadores bajo el paraguas de la Constitución y de la Unión Europea", ha manifestado, para añadir que esa alianza tiene que "comprometerse claramente con los objetivos del país y no debe ser para una legislatura sino "para varias décadas".

Así se ha pronunciado en la sesión 'El mundo después de la Covid-19: Retos, oportunidades e implicaciones para las empresas y la sociedad', dentro de un foro organizado por 'Expansión' que ha moderado el presidente de Unidad Editorial, Antonio Fernández-Galiano. También han participado el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos; el presidente del BBVA, Carlos Torres Vila; el exministro José Piqué; y Valerio De Molli, CEO y Managing Partner en The European House-Ambrosetti.

FORTALECER LA CONSTITUCIÓN Y EL COMPROMISO CON EUROPA

Aznar ha señalado que España tiene un "futuro complicado" pero ha avisado que no tendrá ese futuro si "se separa de la Constitución y de la UE". "Sin fortalecer la Constitución y sin un compromiso político y de objetivos europeos, España tiene un futuro extraordinariamente comprometedor", ha insistido.

A renglón seguido, ha pedido tener "mucho cuidado" porque la salida de la situación actual, con la "incertidumbre" que ha provocado la pandemia, no puede ser "más populismo, más intervencionismo, más autoritarismo, más dependencia y menos libertad individual, económica y de comercio".

En este punto, ha recalcado que la libertad "sigue siendo el gran valor de las sociedades libres". "No nos olvidemos nunca de eso. Ni tampoco cuando se promulgan estados de alarma de seis meses y toques de queda legalmente porque alguien lo dice, que pasaba por allí. El derecho también es importante", ha enfatizado, para subrayar que están hablando de las libertades y los derechos individuales de las personas.

Aznar ha apostado por reforzar los valores en este momento y ha indicado que ahora hay una "tendencia" que se llama "el futuro de la nostalgia". "Hay nostalgias reflexivas y nostalgias malignas, y lo que estamos viviendo en este momento es un retorno de las nostalgias", ha recalcado, para añadir que se sueñan con futuros "basados en pasados absolutamente imaginarios que no existen".

UN MOMENTO DE "ACELERACIÓN HISTÓRICA"

En la primera parte de su intervención, el presidente de FAES ha afirmado que viven un momento de "aceleración histórica" por dos circunstancias: "la mayor revolución tecnológica de la historia de la humanidad" en un plazo breve; y las consecuencias de la pandemia.

Eso sí, ha dicho que a lo largo de la historia, en líneas generales, las pandemias no han producido "grandes cambios geoestratégicos" y ha precisado que así sucedió en la peste negra que diezmó a la población de Europa o la "injustamente llamada gripe española".

Sin embargo, ha insistido en que esta pandemia está produciendo unas "gravísimas crisis económicas, sociales e institucionales". "El primer efecto que va a producir la pandemia es una aceleración histórica unida a la que ya estamos viviendo", ha apostillado, para añadir que eso debe llevar a los dirigentes a "dedicar tiempo" para que haya "capacidad de adaptación" a esos "cambios extraordinarios".

"NADA VA A VOLVER A SER COMO ANTES"

Aznar ha afirmado que "nada va a volver a ser como antes" y, por lo tanto, están "equivocados" los que creen que esto puede ser una "tormenta pasajera" y basta con "abrir el paraguas y esperar a que escampe".

Dicho esto, se ha centrado en cuatro cuestiones desde el punto de vista estratégico que, a su juicio, ahora se están "acelerando". En primer lugar, ha citado la posición de Estados Unidos en el mundo, que "lleva cambiando desde hace años".

El expresidente del Gobierno ha asegurado que EEUU ha decidido "entrar en un periodo de introversión" y "no ejercer en muchos casos su liderazgo internacional". Al concentrarse en "asuntos claramente domésticos", eso ha provocado un "vacío extraordinario que afecta sin duda estratégicamente a todo el mundo", según ha dicho.

Aznar ha explicado que esa posición se ha "acentuado" con la Presidencia de Donald Trump, con el "abandono de una parte importante de las instituciones multilaterales que crean el orden internacional después de la segunda Guerra Mundial".

A pocas fechas de las elecciones americanas, ha dicho que EEUU --que ha sido el "gran garante de la seguridad, la estabilidad y la prosperidad" de las últimas décadas-- tiene que empezar por una recuperación interna del país y eso va a "distraer" de otros temas.

"LA CONFRONTACIÓN ENTRE LAS GRANDES POTENCIAS"

En segundo lugar, el expresidente ha indicado que viven una época de "confrontación entre grandes potencias" que "no existía antes". "Se centra fundamentalmente entre EEUU y China, pero no está al margen de otras potencias que se hacen querer ver para reafirmar su posición", ha dicho, citando a Rusia e Irán.

En este sentido, ha asegurado que van a "vivir una era de competición entre poderes" y ha agregado que hay que esperar que ahí también existan "espacios para la colaboración". "Es un periodo nuevo desde el punto de vista histórico y de las consecuencias estratégicas que va a tener", ha apostillado.

En tercer lugar, ha citado el Brexit que, según ha dicho, es "una realidad" y una "mala decisión" tanto para Reino Unido como para la UE. Eso sí, ha dicho que lleva también a consecuencias en la relación transatlántica, que ya era "complicada".

Así, ha subrayado que esa relación transatlántica está en este momento "bajo mínimos", con ideas "distintas" de europeos y norteamericanos en asuntos "básicos" como las relaciones con Rusia, China, Irán o cuestiones energética. A su juicio, todo esto está abriendo brechas en el mundo transatántico que hace que el Brexit sea todavía más grave".

"REINVENTAR EL MUNDO MULTILATERAL"

Según Aznar, en estas circunstancias que vienen es "inevitable" que la UE "revise su posición", siendo "más proactiva" si quiere que "perviva de alguna manera el mundo atlántico". Y en ese contexto, ha advertido de que Alemania no puede seguir actuando como hasta ahora, comportándose "como si no estuviese pasando nada alrededor". "Hay que redefinir posiciones políticas y en el caso de Europa la posición alemana será muy importante".

En cuarto lugar, el expresidente ha apostado por "reinventar y recrear el mundo multilateral" que, según ha dicho, está "superado" por estas circunstancias que llevan a que el "orden liberal esté amenazado", así como los sistemas "institucionales y las democracias". "El orden multilateral no funciona por falta de liderazgo y, por tanto, lo tenemos que revisar, recrear y reinventar", ha manifestado.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?