Ultima hora

Adif licita el suministro de balasto para la renovación de la línea entre Madrid y Sevilla por 1,7 millones

Adif Alta Velocidad ha aprobado la licitación del contrato de suministro y transporte de balasto para la renovación de aparatos y drenajes de infraestructuras en la línea de Alta Velocidad Madrid-Sevilla, por 1,7 millones de euros.

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Adif Alta Velocidad ha aprobado la licitación del contrato de suministro y transporte de balasto para la renovación de aparatos y drenajes de infraestructuras en la línea de Alta Velocidad Madrid-Sevilla, por 1,7 millones de euros.

El ámbito de la actuación abarca la línea de alta velocidad al completo, a lo largo de sus 470 kilómetros, y se desarrollará en las provincias de Madrid, Toledo, Ciudad Real, Córdoba y Sevilla, según informa el gestor ferroviario.

Adif explica que el equipamiento actual de balasto de esta línea está llegando al final de su vida útil, por lo que se hace necesario el suministro de nuevo balasto para reemplazar el actual, al ser básico para los trabajos de mantenimiento de la vía y constituir un elemento fundamental y de seguridad en la circulación.

El contrato se divide, a su vez, en tres lotes diferenciados, distribuidos en las bases de mantenimiento de Mora (Toledo), Calatrava (Ciudad Real) y Hornachuelos (Córdoba), por importe de 203.995 euros, 1,2 millones de euros y 328.517 euros, respectivamente.

Los trabajos de suministro y mantenimiento incluyen, entre otras, las operaciones de extracción de la piedra en cantera para la fabricación del balasto, almacenamiento temporal del mismo y preparación de las zonas de almacenamiento, y transporte del material a los puntos de destino.

EL BALASTO

El balasto es la capa de material pétreo que se intercala entre la plataforma y las traviesas de la vía y que, junto con la traviesa y el carril, forma la superestructura ferroviaria. Se caracteriza por su buena permeabilidad al aire y al agua, contribuyendo a mantener la capacidad para soportar las cargas sobre la vía generadas por el paso de las circulaciones ferroviarias.

Entre las funciones del balasto está la transmisión homogénea de las cargas que soportan las traviesas hacia la plataforma y la alta resistencia para que las traviesas conserven la geometría de la vía. Además, facilita la corrección de la posición de la vía tras una alteración en la misma, garantizando su elasticidad.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?