Ultima hora

Los activos asociados a la intermediación financiera no bancaria se mantuvieron estables en 2019, según CNMV

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Los activos que conforman la intermediación financiera no bancaria (IFBN) en España se situaron en 311.000 millones de euros en el ejercicio 2019, un 5% más que a cierre de 2018, manteniéndose con un tamaño del 6,7% del sistema financiero español, según el tercer informe sobre la intermediación financiera no bancaria en España que publica este martes la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Las entidades más relevantes de la medida estrecha de la IFNB en España son los fondos de inversión, que concentran más del 86% de los activos totales. Los vehículos de titulización representan el 8,8% y las entidades pertenecientes al resto de las funciones económicas apenan suponen el 5%.

Por otra parte, los activos del sector de IFNB en su sentido más amplio, que incluye todas las entidades financieras no bancarias, se situaron en 1,36 billones de euros en 2019, lo que supone un aumento del 2,9% respecto al año anterior y representan cerca de un 30% del sistema financiero total.

Dentro de este sector, cabe destacar la evolución de Otras Instituciones Financieras (OIF), cuyos activos se situaron en 825.000 millones de euros en 2019, un 2,2% más que en 2018. Este importe representa más del 60% del sector financiero no bancario.

El supervisor de los mercados explica que el análisis de los riesgos asociados a la IFNB sigue sin apuntar, por el momento, a la existencia de vulnerabilidades relevantes desde el punto de vista de la estabilidad financiera.

En cualquier caso, los riesgos más relevantes continúan siendo los de crédito y de liquidez para la mayor parte de las entidades que forman parte de la IFNB, aunque la intensidad percibida muestra pocos cambios en relación con el año anterior.

En el ámbito específico de los fondos de inversión, los análisis de liquidez señalan una ligera disminución de la proporción de activos más líquidos, sobre todo en algunas categorías, si bien estos seguían siendo suficientes para atender un posible aumento de los reembolsos.

La evaluación del riesgo de liquidez es particularmente importante en el ámbito de los fondos de inversión, debido a que la mayoría de estas instituciones permite reembolsos con carácter diario, una característica que puede ser una fuente de vulnerabilidad para ellas ante un incremento significativo e inesperado del volumen de los reembolsos como el que se vivió en marzo de 2020.

De hecho, el reciente periodo de turbulencias de marzo de 2020, que constituye precisamente un ejercicio real de prueba de estrés, sirvió para comprobar el grado de resistencia de los fondos de inversión, pues el aumento de las peticiones de reembolsos se atendió sin incidencia reseñable y solo se iniciaron suspensiones parciales de los reembolsos en cinco instituciones.

Los indicadores de apalancamiento tampoco permiten concluir un apalancamiento excesivo para el sector en su conjunto ni tampoco para ninguna categoría de fondos en particular.

SISTEMA FINANCIERO EN CONJUNTO CRECIÓ UN 1,9%

En conjunto, el tamaño del sistema financiero español experimentó un crecimiento del 1,9 % en 2019, hasta situarse en 4,64 billones de euros. Esta cifra sigue lejos de los máximos alcanzados en 2012, cuando se situó en 5,15 billones de euros, pero se recupera de los mínimos de 2015, que fueron de 4,41 billones de euros.

La CNMV indica que la particularidad del año 2019 es que el aumento del tamaño del sistema financiero se originó en la expansión de todos sus grandes componentes, incluido el sector bancario, que había mostrado varios años de fuerte contracción en sus activos.

Así, los activos bancarios, que continúan siendo los más relevantes por su tamaño en el sistema (55%), aumentaron un 2,4%, hasta los 2,54 billones de euros; los de las OIF (17,8%) lo hicieron un 2,2%, hasta los 825.000 millones; los seguros avanzaron un 6,9%, hasta los 321.000 millones, y los fondos de pensiones se incrementaron un 3,2%, hasta los 148.000 millones de euros. También aumentó el activo de los auxiliares financieros, un 1,4%, hasta los 65.000 millones de euros.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes