Temas y tendencias

La protección de mercancías: seguridad para los productos y los clientes

La seguridad de la mercancía como fuente de éxito

Protección de mercancías
photo_camera Protección de mercancías

La globalización ha conllevado grandes ventajas a nuestro mundo. Desde que este fenómeno apareció, las comunicaciones a nivel internacional son cada vez más rápidas, seguras y eficientes, permitiéndonos estar en contacto con prácticamente la totalidad del planeta.

El comercio internacional se ha expandido a ritmos de vértigo, y el comercio nacional ha sufrido grandes mejoras, aprovechando los avances tecnológicos incorporados al sector del transporte. De esta forma los productos son cada vez más accesibles, llegando a sus destinos en menos tiempo y en mejores condiciones, provocando que podamos adquirir artículos que se fabrican o están en mercados situados en el otro lado del globo, o vender mercancía a cualquier rincón del planeta.

La seguridad de la mercancía como fuente de éxito

Las empresas de transporte, como consecuencia directa de la globalización y el incremento del comercio internacional, son cada vez más, pero no todas son iguales. La competencia entre estas empresas es muy elevada, dependiendo su éxito o fracaso de diferentes características y factores.

El tiempo es un aspecto fundamental. Los negocios buscan empresas que cuenten con los medios de transporte necesarios y más avanzados, para que sus mercancías lleguen a su destino en el menor tiempo posible, para ofrecer a sus clientes sus adquisiciones en tiempo récord. Otro aspecto que mide el éxito de una empresa de transporte de mercancías es la seguridad de las mismas, las empresas requieren de un alto nivel de confianza para estar seguros de que sus productos llegarán a su destino en perfecto estado.

Por ello, la protección de mercancías es un factor que las empresas dedicadas al transporte de mercancías deben tener muy presente, dedicando recursos económicos y materiales para salvaguardar los productos que le son confiados. El hecho de que una serie de productos sea entregado al comprador en perfectas condiciones, tal y como fue entregado, es todo un aval de garantía para cualquier empresa de transporte.

Diferentes productos para asegurar la seguridad de la mercancía

Para que los productos lleguen en las condiciones adecuadas a sus destinos es necesario contar con una serie de artículos destinados a la protección de mercancías, los cuales se pueden adquirir en diferentes tiendas, como es el caso de J2 Servid, una empresa que lleva 25 años dedicada a ofrecer productos que aseguran la protección de la mercancías.

Existen diferentes tipos y modelos de este tipo de productos, cada uno orientado a un tipo de travesía o cuya utilidad es más apta para un tipo u otro de mercancía. La característica común de todos ellos es que asegurarán el bienestar de las mercancías durante el transporte, consiguiendo que lleguen a buen puerto en el mismo estado en el que fueron entregadas.

Evitar el movimiento de la mercancía durante el trayecto

Una de las necesidades primordiales que debemos asegurar antes de embarcarnos en el trayecto es que la mercancía que nos ha sido entregada se encuentre bien sujeta, para evitar que se muevan durante el trayecto, lo cual puede generar desperfectos o roturas durante el mismo, generando grandes pérdidas.

Para fijar los productos dentro del medio de transporte y dentro de los contenedores existen diferentes productos que nos aseguran la sujeción de los mismos. Entre ellos podemos encontrar las prácticas bolsas hinchables, que ofrecen un sistema de sujeción fácil, económico y seguro.

La función de las bolsas hinchables es que las mercancías no se muevan durante el trayecto, y para conseguirlo, lo único que tenemos que hacer es hinchar las bolsas de aire y colocarlas entre los posibles espacios que puedan quedar entre unas mercancías y otras, para evitar su movimiento o deslizamiento.

Eliminar la humedad para proteger la mercancía

La posibilidad de que las mercancías confiadas se deslicen y muevan durante el trayecto no es la única causa que puede dañar los productos. La humedad es uno de los grandes enemigos de la calidad de la mercancía durante su transporte, por lo que también debemos asegurar que esta no afecte a los mismos.

Para ello están a nuestra disposición las bolsas desecantes, cuya finalidad es absorber la absorción de la condensación que se genera dentro de los contenedores. Estas bolsas pueden colocarse tanto colgadas en el interior de los contenedores como fuera del propio embalaje, y algunas pueden ponerse dentro de las cajas.

La finalidad de las bolsas desecantes es evitar la humedad, la cual puede estropear las mercancías generando entre otras cosas oxidación en los artículos transportados. Sin embargo, con este tipo de productos, que solo tenemos que colocar cerca de la mercancía evitaremos este problema con una fácil y rápida solución.

Gran variedad de productos para un trayecto 100% seguro

Estos son solo algunos de los productos que podemos adquirir para asegurar la protección de mercancías durante un trayecto tanto marítimo como terrestre. Siempre es una buena opción contar con más de uno de estos productos, ya que uno está destinado a una función concreta.

Podemos hacernos con antideslizantes, con sistemas de trincaje de mercancías, disponibles en diferentes modelos para diferentes tipos de trayectos, ya sean marítimos, ferroviarios, aéreos o por carretera; o con fundas y aislantes que aseguren la temperatura necesaria para el mantenimiento de productos.

Da igual cual sea la mercancía que se deba transportar, existe un producto perfecto para asegurar su protección y seguridad durante cualquier tipo de trayecto.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes