Pozuelo de Alarcon

Pérez Quislant: “Ha sido un año muy positivo, aunque lamentablemente marcado por la Covid-19”

"A lo largo de estos doce meses hemos cumplido con muchas de las medidas del programa electoral con el que nos presentamos a las elecciones de 2019”

Toma posesión
photo_cameraToma posesión

Entre ellas, la rebaja del IBI; el aumento de las bonificaciones a familias numerosas; la rehabilitación de los cascos urbanos; y los más de 20 millones de euros que el Ayuntamiento tiene invertidos en obras.

Y con la vista puesta en el horizonte añade que “el compromiso del Consistorio es que seguirá invirtiendo hasta hacerlo en más de 50 millones de euros en lo que resta de legislatura”. Con el objetivo de reactivar tanto la economía como el empleo

Este próximo lunes 15 de junio se cumple un año desde que la alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, Susana Pérez Quislant, tomara posesión del cargo. Con motivo de este primer aniversario, la primer edil hace balance, y manifiesta que “ha sido un año muy positivo y con buenos resultados, aunque lamentablemente marcado en este último tramo por la Covid-19”.

Salvando este hecho excepcional, Pérez Quislant es positiva porque “a lo largo de estos doce meses hemos cumplido con muchas de las medidas del programa electoral con el que nos presentamos a las elecciones de 2019”. Entre ellas, la rebaja del IBI; el aumento de las bonificaciones a familias numerosas; nuevas convocatorias de ayudas al nacimiento o adopción; y la rehabilitación de los cascos urbanos. Así por ejemplo, se acaban de finalizar las obras en la calle Sagunto y su entorno, por las que se han mejorado las zonas peatonales y se han reconstruido servicios públicos como los de saneamiento, señalización y alumbrado.

Y es que el Consistorio tiene más de 20 millones de euros invertidos en obras, de las que cabe destacar que algunas son tan importantes y necesarias como el soterramiento de la M-503 en la glorieta que atraviesa la ciudad, la construcción de la pasarela peatonal y ciclista sobre la M-503, o el acondicionamiento como vía urbana y carril bici de distintos tramos de la M-508.

Además de numerosas actuaciones en instalaciones deportivas municipales que están en marcha o a punto de empezar. Como  la construcción un nuevo pabellón deportivo cubierto en la zona norte de la ciudad; la próxima construcción en el polideportivo municipal Carlos Ruiz de una piscina climatizada y un nuevo edificio que dotará al polideportivo de nuevas salas para la práctica y entrenamiento de artes marciales, tiro con arco o gimnasio, entre otras, así como espacios destinados a vestuarios y cafetería; las obras de mejora en la pista de atletismo de la Ciudad Deportiva Valle de las Cañas que ya se están llevando a cabo; y la renovación del césped artificial de las pistas de tenis del Carlos Ruiz, ya acabada, y la del campo de fútbol de El Pradillo, prácticamente finalizada.

Así, con la vista puesta en el horizonte, la primer edil, añade que “el compromiso del Consistorio es que seguirá invirtiendo hasta hacerlo en más de 50 millones de euros en lo que resta de legislatura”. Con el objetivo de reactivar tanto la economía como el empleo.

Y todo a pesar de las circunstancias que en los últimos meses han surgido de la crisis sanitaria, que también ha derivado en crisis económica y social, y por la que “desde el inicio hemos trabajado sin descanso, primero en paliar y adoptar medidas para evitar la propagación de la pandemia y después para reactivar todas las áreas y sectores de la ciudad” y por supuesto “para dar soporte a las personas y familias que más lo necesitan”, ha manifestado la alcaldesa.

Por todo ello, la primer edil se muestra “contenta con el camino recorrido y con el equipo de gobierno que me acompaña, que ha demostrado que a pesar de las dificultades, ha trabajado muy duro para sacar adelante no sólo el trabajo del día a día sino también las numerosas medidas que hemos adoptado con el fin de paliar las consecuencias de esta crisis que nos ha sobrevenido”. Y es que, ha matizado, “ha sido muy difícil tomar decisiones en muchos casos excepcionales, pero hemos conseguido estar a la altura de las circunstancias, trabajando con mucho esfuerzo y todos juntos”.

No obstante, señala, “todavía quedan por delante tres años de mandato que afronto con la misma ilusión con la que siempre he trabajado por Pozuelo de Alarcón, un camino aún largo en el que no podemos bajar la guardia, sino mantener el nivel de exigencia alcanzado e ir cumpliendo logros, siempre desde la responsabilidad y el esfuerzo para que Pozuelo siga siendo una de las mejores ciudades de España para vivir.

Si bien reconoce que “lo más duro ha sido el dolor que la pérdida de tantas personas ha ocasionado”. Aunque Pérez Quislant confía en que “pronto vuelva la normalidad y podamos rendir un sentido homenaje a todas las víctimas y sus familias tan pronto como la situación lo permita”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?