Pais Vasco

Rebelión contra la mascarilla entre los espectadores de una competición deportiva en el País Vasco

La organización del Campeonato Eusko Label 4 1/2 se vio obligada a paralizar el encuentro porque el pabellón estaba con 100% de aforo y la mayoría del público no llevaba ese elemento de protección

Asistentes a la final de liga de pelotari sin mascarilla.
photo_camera Asistentes a la final de liga de pelotari sin mascarilla.

 

 

El domingo 14 de noviembre tenía lugar la final del Campeonato Eusko Label 4 1/2 en el frontón Bizkaia de Bilbao. La organización se vio obligada a paralizar por unos instantes el encuentro cuando estaba igualado entre Altuna III y Laso. La organización recibió una llamada de la Delegación de gobierno del País Vasco cuando a través de una retransmisión por televisión, vieron a los espectadores presentes en el pabellón sin mascarillas ni distancias de seguridad. 

Con dicha medida y con los jugadores esperando en los vestuarios, gran parte, la mayoría, de las personas presentes portaron la mascarilla en todo momento, pero un reducido grupo de asistentes, pese a las numerosas advertencias, no respetaban lo recordado desde la organización a través de la megafonía. Con todo ello, la organización recibió en reiteradas ocasiones avisos de las autoridades competentes insistiendo sobre la seguridad de los asistentes. 

Perjuicio y malestar 

Por ello, y desde la organización han comunicado que la detención del partido fue la medida correcta y justificada ante la situación vivida aunque se tratara de una final. Después de momentos de tensión y desobediencia del grupo que no quería ponerse la mascarilla, finalmente las personas que habían venido incumpliendo la norma de uso de mascarilla depusieron en su actitud y el partido pudo reanudarse inmediatamente.

Desde Baiko, la organización de la liga de pelotari, lamentan los perjuicios y malestar generado por tal comportamiento y recalcan a sus aficionados para próximas ocasiones que acudan al frontón, la obligatoriedad de la mascarilla. “Es obligación de todos nosotros y todas nosotras cumplir en todo momento las citadas normas, puesto que la salud de las personas debe prevalecer por encima de todo. Por ello, no podemos sino apelar a la responsabilidad de cada persona que acuda al frontón en el respeto de las normativas dictadas por las autoridades”, sentencia la organización. 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?