Pais Vasco

Rebelión contra la mascarilla entre los espectadores de una competición deportiva en el País Vasco

La organización del Campeonato Eusko Label 4 1/2 se vio obligada a paralizar el encuentro porque el pabellón estaba con 100% de aforo y la mayoría del público no llevaba ese elemento de protección

Asistentes a la final de liga de pelotari sin mascarilla.
photo_camera Asistentes a la final de liga de pelotari sin mascarilla.

 

 

El domingo 14 de noviembre tenía lugar la final del Campeonato Eusko Label 4 1/2 en el frontón Bizkaia de Bilbao. La organización se vio obligada a paralizar por unos instantes el encuentro cuando estaba igualado entre Altuna III y Laso. La organización recibió una llamada de la Delegación de gobierno del País Vasco cuando a través de una retransmisión por televisión, vieron a los espectadores presentes en el pabellón sin mascarillas ni distancias de seguridad. 

Con dicha medida y con los jugadores esperando en los vestuarios, gran parte, la mayoría, de las personas presentes portaron la mascarilla en todo momento, pero un reducido grupo de asistentes, pese a las numerosas advertencias, no respetaban lo recordado desde la organización a través de la megafonía. Con todo ello, la organización recibió en reiteradas ocasiones avisos de las autoridades competentes insistiendo sobre la seguridad de los asistentes. 

Perjuicio y malestar 

Por ello, y desde la organización han comunicado que la detención del partido fue la medida correcta y justificada ante la situación vivida aunque se tratara de una final. Después de momentos de tensión y desobediencia del grupo que no quería ponerse la mascarilla, finalmente las personas que habían venido incumpliendo la norma de uso de mascarilla depusieron en su actitud y el partido pudo reanudarse inmediatamente.

Desde Baiko, la organización de la liga de pelotari, lamentan los perjuicios y malestar generado por tal comportamiento y recalcan a sus aficionados para próximas ocasiones que acudan al frontón, la obligatoriedad de la mascarilla. “Es obligación de todos nosotros y todas nosotras cumplir en todo momento las citadas normas, puesto que la salud de las personas debe prevalecer por encima de todo. Por ello, no podemos sino apelar a la responsabilidad de cada persona que acuda al frontón en el respeto de las normativas dictadas por las autoridades”, sentencia la organización. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?