Pais Vasco

La Ertzaintza pide la dimisión de su director tras el “nefasto dispositivo” en el Alarde de Hondarribia (Guipúzcoa)

La poca seguridad que hubo durante el desfile de la compañía mixta ha provocado que el Gobierno autonómico culpe a la Policía vasca de la tensión y las agresiones que se produjeron. Vea las imágenes

Agentes de la Ertzaintza junto a un coche patrulla.
photo_cameraAgentes de la Ertzaintza junto a un coche patrulla.

El pasado sábado se vieron las imágenes más duras de los últimos años en el Alarde de Hondarribia. Muchos de los presentes recibieron al alarde paritario con plásticas negros y constantes pitidos. Una situación que provocó momentos de mucha tensión cuando la compañía Jaizkibel atravesó la calle Mayor de la localidad guipuzcoana.

Unos plásticos negros cubrían prácticamente ambos lados de la vía. De ellos salían constantes insultos y ataques contra aquellos que desfilaban: la compañía mixta Jaizkibel que celebraba, como todos los años, el Alarde de Hondarribia (Guipúzcoa).

"Un dispositivo nefasto"

En los casi veinte años de desfiles, Jaizkibel se ha encontrado con situaciones muy variadas. Desde empujones, zancadillas o insultos hasta los grandes plásticos negros tras los que se ocultaban sus detractores y les atacaban. Pero este año los pitidos, insultos y agresiones han rozado un límite.

EH Bildu echa la culpa a los Ertzaintzas de lo que ocurrió por el dispositivo de seguridad "tan mal organizado". Sin embargo, los propios policías no comparten que esto sea así.

Fuentes del sindicato SIPE de la Ertzaintza explican al Confidencial Autonómico que ellos no tienen la culpa, sino que simplemente hacen su trabajo y cumplen órdenes de sus superiores. Aseguran que llevan todo el verano pidiendo la dimisión del jefe de la Ertzaintza, Jorge Aldecoa y del director, Gervasio Gabilondo.

El Alarda de Hondarribia es un acto donde se vulneran los derechos de un colectivo. Es un hecho que ocurre todos los años y, aseguran, la planificación es cada vez más desastrosa: "La vulneración sufrida en este acto, se ha producido por parte de quien organiza un dispositivo que años tras año se está produciendo igual, a pesar de conocer las causas".

Cuentan, además, que estos dos superiores "están permitiendo" que los de Jaizkibel vayan por la calle mayor sin ningún tipo de protección. "En un desfile como este, donde hay gente presente que está a favor y gente que no, es inadmisible que no haya un dispositivo de seguridad en condiciones, sobre todo sabiendo cómo está la situación ", señalan desde SIPE,

Asimismo, señalan que Aldecoa y Gabilondo llevan generando durante años puro caos y desorganización total dentro de la Policía vasca. Por esta razón, la Ertzaintza reclama el cese de ambos responsables. Piden que dimitan porque "esto no puede continuar".

De esta manera, clasifican a ambos jefes como "dos incompetentes que reinan su incompetencia en el puesto en el que están y lo mejor que podría hacer el departamento de seguridad es cesarlos".

El Gobierno vasco, por su parte, ha remarcado que su postura es "clara, contundente y rotunda a favor de la igualdad". En lo que respecta a la actuación de la Ertzaintza, el Consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno ha asegurado que se grabaron imágenes que, ahora, están analizando para tomar las medidas que consideren oportunas, si no se cumplieron las medidas dictadas por el Departamento de Seguridad para garantizar el Alarde igualitario.

 

Qué es el Alarde de Hondarribia

Cada 8 de septiembre, la localidad pesquera se viene encontrando con imágenes hostiles como esa. Ese día se rinde honores a la virgen de Guadalupe por la supuesta ayuda que ésta les brindó para acabar con el asedio de los franceses en 1638. Desde entonces la localidad celebra un desfile en el que, hasta la aparición de la compañía mixta, el papel de soldado sólo podían representarlo los hombres.

Sin embargo, en 1993 un grupo de mujeres manifestó su intención de participar en el Alarde en igualdad de condiciones. Después de tres años de negociaciones con el Ayuntamiento y la junta, trataron de incorporarse a una de las compañías. Ahí comenzó el conflicto.

 

Con el nombre de 'Alarde del Pueblo', se organiza desde entonces un acto privado en el que las únicas mujeres participantes son las 21 cantineras del resto de compañías. Jaizkibel tiene que desfilar a distinta hora y no es recibida en el Ayuntamiento.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo