Pais Vasco

COVITE denuncia la “pasividad” del Gobierno ante los homenajes a presos de ETA

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo rechaza el último “indignante” tributo en el Casco Viejo de Bilbao

Casco Viejo de Bilbao
photo_cameraCasco Viejo de Bilbao

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco, COVITE, ha denunciado la proliferación de homenajes a presos de ETA en las últimas semanas. La asociación ha rechazado los “indignantes” tributos, que ha tenido su última muestra en Bilbao.

Allí fueron colgadas en el Casco Viejo de la ciudad una serie de fotografías pidiendo la amnistía de los presos. La formación ha denunciado que las imágenes “llevan más tiempo” que las campaña que puso en marcha COVITE en 2014 para recordar a las víctimas. Los consistorios de San Sebastián y Bilbao, ciudades donde se colocaron las placas, pidieron que se retirasen, proceso que duró un par de días.

COVITE denunciará ante la Audiencia Nacional estos nuevos homenajes a miembros de ETA por posibles delitos de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas. En estos actos se congregaron alrededor de un centenar de personas para agasajar entre pancartas, vítores y bengalas a miembros de ETA encarcelados.

“Una práctica habitual”

Según fuentes de COVITE, estos actos son “una práctica habitual” en ciudades como San Sebastián, Vitoria o Bilbao. Allí, EH Bildu ha colocado la amnistía de los presos de ETA “entre sus objetivos electorales”, según la asociación, que ha considerado esta práctica “una reivindicación de hace mucho tiempo”. 

La asociación ha denunciado la “pasividad” del Gobierno del País Vasco y los consistorios de las ciudades que han admitido este tipo de actos, reconocidos como delito en la Ley 4/2008 de 19 junio de Reconocimiento y Reparación a las Víctimas del Terrorismo, que obliga a prevenir y evitar este tipo de homenajes y distinciones a terroristas.

En febrero de 2018, el Parlamento Vasco rechazó este tipo de homenajes al considerarlos “contrarios a la defensa de los Derechos Humanos y por suponer una revictimación de las víctimas”. “A pesar de ello, los homenajes siguen produciéndose con total impunidad”, denuncia la asociación en un comunicado, una acción que ha calificado de “un déficit democrático”, según la presidenta de COVITE, Consuelo Ordóñez

63 homenajes en 2018

Desde que empezó 2019, COVITE ha documentado ocho homenajes a miembros de ETA. El año pasado, el Colectivo registró un total de 63 en el País Vasco y en Navarra.

El último tuvo lugar en marzo, en Santuchu (Bilbao), en homenaje a José Miguel Arrugaeta, que se encuentra prófugo desde los años 80 y sobre el que pesaba una orden internacional de detención desde 2010 por compartir información sobre el manejo de explosivos con las FARC, una información que sirvió al grupo terrorista colombiano para intentar cometer varios asesinatos, entre ellos el del presidente de Colombia, Alvaro Uribe. 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?