Pais Vasco

¿Quién filtra las conversaciones de Arnaldo Otegi en la cárcel de Logroño?

Los 'abertzales' trabajan en una denuncia y han pedido explicaciones a Instituciones Penitenciarias

Arnaldo Otegi y sus conversaciones, al descubierto.
photo_camera Arnaldo Otegi y sus conversaciones, al descubierto.

El secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi, sigue presente en la vida política. Ha cumplido recientemente cuatro años encarcelado en la cárcel de Logroño y sus comunicaciones están intervenidas por orden judicial; sin embargo, consideran ilegal que las grabaciones trasciendan a la prensa.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, la filtración de las conversaciones del preso a los medios de comunicación podría ser constitutiva de delito. De hecho, la abogada Jone Goirizelaia ha comenzado a preparar una denuncia al respecto.

Está permitido y amparado legalmente que las comunicaciones de un preso estén intervenidas, pero siempre bajo un criterio de seguridad, dentro de una causa judicial. La difusión pública de esos contenidos es una excepcionalidad que puede acabar en los tribunales, tal y como explica el artículo 197 del Código Penal.

El entorno de Otegi ha señalado directamente a Instituciones Penitenciarias: si algún funcionario hubiera roto la cadena de custodia de las grabaciones, podría enfrentarse a una pena de hasta cinco años de prisión y la inhabilitación.

El tema también ha llegado al Congreso de los Diputados a través de una pregunta de Amaiur (@amaiurinfo): interpeló al Gobierno por lo que denominaron una “continua filtración de las conversaciones privadas de Otegi”: “¿Quién es el responsable?”, inquirieron.

Hay una pregunta escrita, registrada por el diputado Iker Urbina, que se puede consultar en este enlace. El edil del grupo Mixto comentaba una filtración en prensa, publicada este verano: “¿Tiene conocimiento el Gobierno de quién ha sido la persona que ha filtrado […] el contenido de la conversación?”.

Teniendo en cuenta que la filtración de la conversación podría ser constitutiva de delito”, continua, “¿tiene previsto el Gobierno abrir alguna investigación para esclarecer lo ocurrido?”.

De la cárcel a los quioscos

Arnaldo Otegi fue condenado a 6 años por el ‘caso Bateragune’ y en varias ocasiones se han publicado detalles de sus encuentros con quienes se acercan a visitarle. Las noticias que han llevado a iniciar acciones legales a los asesores de Otegi fueron publicadas por ABC y El País en los últimos días.

El diario de Bieito Rubido recogió en sus páginas extractos de una conversación entre Otegi y el Diputado General de Gipuzkoa, Martín Garitano, durante un encuentro entre ambos en la prisión de Logroño. Garitano emitió un comunicado en el que también mostraba su intención ir a juicio por esta filtración; la misma sobre la que preguntó en el Congreso el diputado de Amaiur.

En el caso de El País, el periódico reprodujo el pasado 11 de octubre una carta dedicada “al Parlament catalán y al pueblo de Cataluña” en la que el dirigente de Sortu se 'apeaba' de la comisión por el 'derecho a decidir' a la que había sido invitado.

El problema es que la misiva, que debía haberse hecho pública a través del periódico Gara o de cualquiera de los perfiles sociales del político -su cuenta en Twitter (@ArnaldoOtegi) o su blog-, fue filtrada antes de tiempo, presuntamente por algún funcionario de prisiones.

El diario Gara comentó en sus páginas que la mencionada carta, que Otegi tenía previsto enviar a este periódico en primer lugar, “le fue requisada por un jefe de Servicios de la cárcel de Logroño [...] el pasado 4 de octubre”. Además, añaden que “sólo desde Instituciones Penitenciarias pudo ser filtrado el contenido de la carta al diario madrileño”, al que también acusan de “faltar a la verdad”.

En la página de Sortu se puede leer una aclaración al respecto: “En otro orden de cosas, Arnaldo Otegi quiere denunciar el hecho de que correspondencia privada intervenida por funcionarios de IIPP haya sido filtrada a los medios de comunicación con un evidente interés político; también es denunciable a su juicio que algunos medios de comunicación se hayan prestado a ese juego sucio”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?