Pais Vasco

Sin pedir autorización a los consistorios

Covite colocará por todo el País Vasco placas en recuerdo de las víctimas del terrorismo

Repetirá en otros municipios la acción realizada en Bilbao. Ha provocado que el ayuntamiento se comprometa a identificar los lugares donde hubo asesinatos

Miembros de Covite colocan en Bilbao una placa en recuerdo de un asesinado por ETA.
photo_cameraMiembros de Covite colocan en Bilbao una placa en recuerdo de un asesinado por ETA.

El domingo 21 de octubre, un grupo de víctimas del terrorismo de la asociación Covite colocó en el muelle de Marzana de Bilbao una placa para recordar que allí fue donde ETA asesinó en 1987 a María Luisa Sánchez Ortega. Es la primera de las muchas placas que Covite pretende colocar para rendir homenaje y no olvidar a los asesinados por la banda terrorista.

Al colocar la primera placa en Bilbao -donde ETA mató a 58 personas y los GAL a una-, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco ya lo advertía: ante la negativa de las autoridades vascas -municipales, sobre todo- a homenajear a las víctimas de ETA, optaba por el desafío y por la “desobediencia civil”.

Tras la colocación de la primera placa en Bilbao (con “muro popular” de víctimas incluido), el ayuntamiento de la capital vizcaína anunció que retiraría esa placa colocada sin autorización y de forma “unilateral”. Eso sí, al mismo tiempo el consistorio regido por el Partido Nacionalista Vasco aseguró -y así se lo explicaron por teléfono a Consuelo Ordóñez, presidenta de Covite- que instalará “un elemento identificativo singular” en cada uno de los puntos donde fueron asesinadas las víctimas del terrorismo en Bilbao.

Tras Bilbao, San Sebastián y todo el País Vasco

El Confidencial Autonómico ha podido saber que Covite va a comenzar una campaña, tras esta primera acción reivindicativa en Bilbao, para colocar placas de recuerdo a las víctimas en todos aquellos municipios donde ETA u otras organizaciones terroristas cometieron atentados mortales.

Lo harán de forma progresiva pero sin pausa desde la primera placa, que como se ha contado ha conseguido que el ayuntamiento de Bilbao se comprometa a poner elementos de recuerdo a las víctimas.

La idea es hacerlo en todos los pueblos y ciudades del País Vasco donde hubo víctimas mortales de ETA, y más tarde extenderlo a los puntos de toda España donde murieron personas por atentados terroristas.

Por ejemplo, desde Covite han dado un “ultimátum” de quince días al gobierno municipal de San Sebastián, controlado por Bildu. En el consistorio donostiarra se aprobó hace meses una moción para colocar placas en recuerdo a las víctimas del terrorismo. Si el próximo domingo 5 de octubre el ayuntamiento no ha comenzado las tareas para hacerlo, Covite empezará a poner placas en los lugares donde ETA asesinó a 95 personas en la capital de Guipúzcoa.

Un portavoz del Colectivo de Víctimas del Terrorismo afirma a ECA que con el caso de Bilbao se ha visto que hasta que no han actuado las asociaciones de víctimas, no ha llegado el compromiso de las autoridades. Por eso, y porque aseguran que hay muchas personas que se quieren implicar en la campaña, su objetivo en los próximos meses -que irán desgranando próximos días- es muy claro: “Taladrar las calles”, progresivamente y sin pausa, para recordar con placas a los asesinados por los terroristas.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?