Pais Vasco

13º aniversario de su asesinato por ETA

Confesiones de los vecinos de Joseba ‘Pagaza’: “Yo también miré para otro lado. Me avergüenzo”

La familia y Covite colocaron hace un año un buzón en Andoain y una web en Internet para recoger testimonios sobre la vida cotidiana bajo el terrorismo

El buzón de Joseba colocado por Covite y la familia Pagazaurtundúa.
photo_cameraEl buzón de Joseba colocado por Covite y la familia Pagazaurtundúa.

La banda terrorista ETA asesinó el 8 de febrero de 2003 a Joseba Pagazaurtundúa, jefe de la Policía Local de Andoain (Guipúzcoa) y activista de la plataforma contra el terrorismo Basta Ya. Muchos de sus vecinos cerraron las ventanas a la manifestación de repulsa, incluso tuvo que haber quienes pasaran datos a ETA sobre sus movimientos: a ellos, pero a todos los vascos, iba dirigido el buzón que el año pasado colocó la familia.

En un acto en el 12º aniversario del asesinato de su hermano, Maite Pagazaurtundúa colocó este buzón, que ha protagonizado una polémica: el ayuntamiento de Andoain, gobernado por EH Bildu, hizo un intento de retirarlo alegando que no contaba con el permiso para colocar ese elemento en un espacio público.

El buzón es tanto físico como virtual. El físico se encuentra atado a un árbol cerca del monumento que el escultor Agustín Ibarrola levantó en memoria de Joseba ‘Pagaza’; el virtual, en la web www.elbuzondejoseba.org, en la que cualquiera puede dejar un mensaje.

En esta página se explica que este espacio “permitirá recoger memoria cotidiana sobre el terrorismo. Y tal vez, quién sabe, alguna reflexión de quien sea capaz de mirar al espejo de su responsabilidad”.

Fuentes del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) consultadas por El Confidencial Autonómico explican que por el momento estos buzones no han recibido ninguna confesión de vecinos de Andoain que quiera aportar algún dato sobre este crimen.

Hay que señalar que durante años el asesinato de Pagazaurtundúa fue un caso sin resolver. No fue hasta 2010 cuando la Ertzainta detuvo a Gurutz Agirresarobe. Según las muestras de ADN que dejó en una taza, se trataba del etarra que entró al bar donde el jefe de la Policía Local fue tiroteado mortalmente. Todavía no se ha celebrado el juicio por este caso.

Lamentan el silencio y la cobardía

ECA ha podido comprobar que en el año que ha transcurrido desde que se puso en marcha el buzón, han llegado todo tipo de cartas. Algunas son muestras de condena de este asesinato y del terrorismo de ETA en general, además de apoyo a la familia Pagazaurtundúa.

Sin embargo, también hay verdaderas “confesiones” de vecinos de Andoain y de vascos de otras partes de la comunidad, que lamentan la actitud que ellos, y que la mayoría de la sociedad vasca, adoptaron ante la banda terrorista.

“Yo también miré para otro lado. Lo siento y me avergüenzo”, escribió una de las personas que ha participado en este buzón. Los testimonios de culpa se repiten en algunos casos por no haber reaccionado de forma firme y decidida en contra de los atentados.

Por ejemplo, un vasco que había vuelto a su tierra un año antes se negó a colgar en su balcón una pancarta de repudio del asesinto a Joseba Pagazaurtundúa. Se lo pidió su mujer, chilena, pero él “como buen vasco adiestrado” no lo hizo: “Le expliqué pacientemente, que no solo no serviría de nada, sino que encima era peligroso. Nunca me he sentido tan miserablemente cobarde como en esos días”.

Otro vasco que ha escrito en El buzón de Joseba se lamenta de que sus padres sí iban a las concentraciones contra ETA, y él sin embargo “siempre buscaba excusas para no ir; que si hay que atender a los hijos, que si hay que echar una mano en la cocina, que si mañana hay que madrugar...”, por lo que “no estoy contento de mi mismo por no haber sabido estar en el lugar adecuado acompañando a mis padres que siempre me comprendían”.

“He sentido vergüenza por el silencio claudicante bajo el temor al terror, no tan lejano en el tiempo y aún hoy con secuelas. Me cuesta escribir mi nombre y apellidos pero me puede la vergüenza”, se puede leer en otro mensaje.

Vecinos, escoltas y ertzainas

Entre las cartas que han llegado al buzón físico y al virtual hay varias de vecinos de Andoain que lamentan la actitud del pueblo respecto a Joseba Pagazaurtundúa. “Os envío mi apoyo a que sigáis con esta iniciativa sin dar una paso atrás. Me gustaría que intentaseis también otras actuaciones para llegar al corazón de algunos andoindarras que por recelo todavía no se atreven a expresar su opinión”, comenta un residente en el municipio.

Otro lamenta que “pasa el tiempo y los vecinos de Andoáin, en su mayoría, no optan por aprovechar la ocasión que se les brinda. La impunidad no existe, por más que la alcaldesa que han elegido lo crea así. Goethe decía que la venganza más cruel consiste precisamente en no vengarse. Deberían meditar sobre esto esos vecinos. En las condiciones actuales, ser vecino de Andoáin es una vergüenza”.

Un vecino recuerda que sólo una vez se tomó una cerveza con Joseba Pagazaurtundua, y notó que estaba lleno de fuerza y simpatía: “Sabías lo que podía pasar y hablabas sin miedo. A tus padres y hermanos los traté mucho más. Sois gente fuerte, firme y sencilla, como las grandes personas saben ser”.

También hay un escolta que trabajaba en San Sebastián y que coincidió con ‘Pagaza’ en una manifestación de Basta Ya. “Te acercaste a mi y tras hablar de todo un poco te despediste de mi con una advertencia, ‘estate atento que la cosa está fea’”, relata en su carta, y prosigue contando: “Te marchaste andando por la calle hermano con una sonrisa y un cuidate. A los pocos días tu caíste en las manos de un asesino”.

Qué grande fuiste Joseba y que poco se te escuchó, sigo maldiciendo el dia que estos intolerables, te arrebataron la vida. Allá donde estés, seguimos recordándote, en Rioja Alavesa, jamás te olvidamos”, escribió un compañero que coincidió con él en Laguardia durante el período en que el jefe de la Policía Local de Andoain tuvo que alejarse de su pueblo por el acoso y las amenazas de Jarrai, las juventudes de ETA.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?