Pais Vasco

La alcaldía de Bildu en San Sebastián gasta dinero público en una encuesta ‘secreta’ para saber cómo evalúan los donostiarras su gestión. No informó a los grupos municipales

El Ayuntamiento de San Sebastián, gobernado por Juan Karlos Izagirre (Bildu), ha encargado realizar una encuesta a la ciudadanía sobre la que no han sido informados el resto de grupos municipales. Este sondeo es similar al que realizó Bildu al cumplir 100 días en el consistorio en 2011 y desde la oposición denuncian que no se ha convocado ningún concurso público y que va contra los criterios de transparencia.

“No es la primera vez que el equipo de Gobierno de Bildu encarga una encuesta a espaldas del resto del Ayuntamiento”, indican desde el consistorio en declaraciones a El Confidencial Autonómico. “Ya lo hizo a los 100 días de acceder a la alcaldía, y también lo denunciamos entonces”, añaden desde el PNV.

De acuerdo con la oposición, “se han estado realizando una serie de preguntas a los donostiarras por vía telefónica sin que nadie sepa por qué o sobre qué son esas cuestiones”. También hacen hincapié en que “no ha habido concurso público”.

Después de la publicación de aquel primer estudio, en octubre de 2011, se acordó en el pleno, a través de una moción, que se formaría un foro compuesto por todos los grupos municipales para regular este tipo de encuestas. “En este año y medio no hemos sabido nada de esa comisión y nos hemos encontrado con que están haciendo otra investigación”.

El portavoz municipal del PNV, Eneko Goia, ha anunciado que va a registrar una pregunta sobre este tema, dirigida al alcalde Juan Karlos Izagirre. Sin embargo, fuentes del consistorio descartan que la pregunta “llegue al pleno”, ya que “debería dar lugar a una interpelación y más tarde a una moción”.

La segunda encuesta ‘oculta’

“Queremos saber cuándo solicitó la encuesta, a cuántos han preguntado y lo que ha costado”, dicen desde el PNV. Según ha podido saber ECA, el informe de 2011 fue realizado por la consultora Aztiker, que incluyó en su muestra 781 encuestas telefónicas a mayores de 15 años y costó 15.000 euros a las arcas públicas.

“La anterior encuesta fue polémica”, recuerdan en el Ayuntamiento. Hubo críticas respecto a la metodología de Aztiker, la empresa encargada de realizarla. Los tres grupos de la oposición reprocharon el uso algunos términos del cuestionario, como ‘macroincineradora’ o ‘macrocárcel’.

También participaron 17 menores de edad, de un total de más de 700 donostiarras. Había una pregunta sobre el voto del entrevistado en las últimas elecciones, algo a lo que los menores no deberían haber respondido.

Las valoraciones de los principales líderes de los grupos municipales fueron baremadas del 1 al 5. Una de las conclusiones del consistorio gobernado por Agirre tras aquel estudio fue que “los donostiarras están contentos con Bildu, tanto los que querían el cambio como los que no”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable