Muy Confidencial

Las visitas a presos de ETA, sin subvención

El municipio vizcaíno de Berango, gobernado por el PNV, tiene unos 7.000 habitantes. Desde hace varios años, sus cuentas han destinado una partida de varios miles de euros que servían para sufragar las visitas de familiares de los presos de ETA a diferentes cárceles por toda España. En el año 2012, la cifra fue de 14.161 euros. A iniciativa del Partido Popular, el pleno municipal ha decidido eliminar esta partida de gasto en 2013. La actual corporación cuenta con cinco ediles del PNV, cuatro de Bildu, dos del PP, uno del PSOE y otro de Ezker Anitza–IU. El de Berango no es el primer consistorio que ha sufragado este tipo de visitas organizadas a prisiones. También en Vizcaya, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco anuló a finales de 2012 una partida similar, esta vez por valor de 47.500 euros, que el Ayuntamiento de Elorrio había destinado a este tipo de visitas en 2008, bajo el gobierno de ANV. La consignación de estos gastos en las cuentas municipales respondía al epígrafe 'Bienestar Social. Ayuda a familiares de Presos', una fórmula similar a la que usaba el PNV en Berango. En 2010 el Tribunal Supremo ya había reprobado la concesión de ayudas para este tipo de viajes por parte del Gobierno del ex lehendakari Juan José Ibarretxe. Según la sentencia, los desplazamientos de familiares de presos de ETA encarcelados fuera del País Vasco no debían ser subvencionados con cargo al erario público.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?