Muy Confidencial

“Los cargos de la Xunta de Galicia nos mienten y maltratan”

Gloria Lago, presidenta de Hablamos Español
photo_camera Gloria Lago, presidenta de Hablamos Español

La presidenta de la asociación Hablamos Español, Gloria Lago – que es gallega de nacimiento y vive en Galicia – ha facilitado a El Confidencial Autonómico la tensa grabación de una llamada telefónica que efectuó hace unos días, en concreto el 5 de noviembre,  a la Directora Territorial de Educación de Lugo,  María del Carmen Gueimunde, como se puede escuchar, y que simultáneamente ha colgado en redes sociales.

El motivo de la llamada era resolver una queja presentada por escrito por un padre en enero pasado sin recibir hasta el momento respuesta escrita. La llamada la hizo la propia presidenta de Hablamos Español. Al padre le reconocieron verbalmente en el colegio que su hijo podía recibir la enseñanza en español, pero trasladó la situación por escrito: “no contestan por escrito para que no se extienda la petición del derecho a recibir la enseñanza en español”, afirma la presidenta. 

La Directora Territorial le interrumpe continuamente, alegando que es del mismo pueblo que ese padre y le conoce personalmente. También le dice que se le enviará la normativa vigente, publicada en el Diario Oficial de Galicia (DOGA). Gloria Lago llega a decir que está “afónica” de intentar exponer la queja,  que “no me está dejando abrir la boca, no me deja usted hablar”,  “no me deja usted hablar, me está avasallando”, en una llamada que dura 7 minutos.

https://www.youtube.com/watch?v=XZaRA5zXEZo

Lago ha expresado que “esto es lo que tenemos que aguantar quienes defendemos la libertad de elección de lengua cuando llamamos a la Administración gallega, no es una excepción y por eso hago pública e íntegramente esta conversación telefónica: a ver si conseguimos hacer las gestiones que necesitan las familias que nos piden asesoramiento y ayuda sin pasar por grabar y difundir las conversaciones y faltas de respeto continuas”.

La presidenta afirma que “prejuicios, falta de respeto y caciquismo” de los cargos educativos gallegos es “lo habitual: no se respetan plazos ni respuestas debidas, nos mienten y, además, el trato es muy desconsiderado: en otras comunidades bilingües, al menos, son corteses”. 

“Como estamos hartos, por eso publicamos la última llamada, pues es intolerable”, afirma Gloria Lago.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes