Muy Confidencial

Iglesias Vs. Abascal: dos casoplones y un destino (horizonte post 4-M)

Santiago Abascal y Javier Ortega Smith en una manifestación por la unidad de España en Barcelona el pasado mes de septiembre.
photo_camera Santiago Abascal junto a Ortega Smith, seguidos de una masa de manifestantes.

La implicación de los dos grandes líderes populistas, Santiago Abascal y Pablo Iglesias, en las próximas elecciones a la presidencia de Madrid es máxima. Mantienen diferencias en el plano ideológico, pero lo cierto –señalan fuentes periodísticas consultadas por El Confidencial Autonómico- es que también comparten coincidencias en sus respectivas trayectorias públicas.

Ambos, Iglesias y Abascal, entraron en política procedentes de una clase media sin especial patrimonio. “Yo no tengo casa en propiedad, porque la perdí en esta crisis”, lamentaba Abascal en un video electoral de 2015, recordando su desahucio. En cuanto a Iglesias, hasta 2018 vivía en un piso propiedad de su madre en Vallecas.

Ambos, Iglesias y Abascal, han orillado en esta campaña a las candidatas de sus partidos –Iglesias con Isa Sierra de forma oficial; Abascal con Rocío Monasterio por la vía de los hechos- para tratar de remontar con su protagonismo la pendiente declinante de las dos formaciones.    

Ambos, Iglesias y Abascal, están poniendo en marcha similar estrategia electoral: aterrizar en zonas económicamente modestas y apelar – por la vía de la confrontación- a un voto obrero que afirman representar.

Ambos, Iglesias y Abascal, en poco tiempo han mudado de residencia. Desde barrios humildes han realizado el traslado a dos chalets. Iglesias junto a su pareja, la ministra Irene Montero, ha comprado en 2018 su villa de Galapagar. Abascal, con su pareja, la bloguera Lidia Bedman, ha adquirido en 2020 una quinta en el distrito de Hortaleza. La hipoteca de Iglesias es de 540.000 euros euros y la Abascal, de 736.000 euros. 

Ambos, Iglesias y Abascal, trataron de ocultar -a la militancia de sus dos partidos y a la opinión pública en general- su ascensión inmobiliaria el máximo tiempo posible. La noticia llegó por exclusivas de la prensa, no por ellos.  

Por malo que resulte el próximo resultado electoral en Madrid para Podemos y Vox, nada hace pensar que ambos, Iglesias y Abascal, vayan a dejar el Establishment. 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable