Muy Confidencial

Un historiador británico, contra el “mito” catalanista de 1714

Portada del libro de Henry Kamen "España y Cataluña: historia de una pasión".
photo_camera Portada del libro de Henry Kamen "España y Cataluña: historia de una pasión".

Sólo una semana antes del 300 aniversario de la caída de Barcelona a manos de las tropas de Felipe V llega a las librerías una obra del historiador británico Henry Kamen sobre las relaciones entre Cataluña y el conjunto de España a lo largo de los siglos. “España y Cataluña. Historia de una pasión” (editado por La Esfera de los Libros), se titula la obra de uno de los hispanistas de mayor prestigio en la actualidad. El libro repasa algunas claves históricas, pero se centra en el final de la Guerra de Sucesión y la caída de Barcelona. “En pocas ocasiones se han empleado tantas energías en crear una leyenda ficticia como en el caso de los acontecimientos del año 1714”, denuncia el historiador. Por ejemplo, Kamen explica que en realidad la rendición de Barcelona no se produjo el día 11 de septiembre, sino el 12, como ejemplo de las tergiversaciones que han llevado a cabo los nacionalistas para “inventarse una Diada”. También denuncia el silencio oficial en Cataluña sobre los numerosos catalanes y ciudades que en la contienda de principios del siglo XVIII apoyaron a Felipe V y no al archiduque Carlos de Austria: “La historia nacionalista ha omitido cuidadosamente estos detalles”. El autor de este libro rebate los argumentos históricos que esgrimen la Generalitat y algunos historiadores independentistas, a pesar de que “los hechos históricos proporcionan muy poca base para el desarrollo de los mitos y ficciones inventados con el fin de dar sustancia a las celebraciones que se prepararon para el 300º aniversario del asedio de Barcelona”. De hecho, Kamen señala que “los rebeldes de 1714 eran firmes partidarios de la unidad de España, que ellos entendían que representaba el reconocimiento de un rey (Carlos III) y de una nación con comunidades autónomas que preservaban sus constituciones históricas”. Además, añade que "Cataluña no quedo aplastada ni reducida a la nada tras aquel 11 de septiembre de 1714 [...]. Cataluña siguió siendo una región importante, próspera y floreciente, el territorio más rico de España. [...] Los hombres que tomaron la decisión equivocada en 1714 -y perdieron- eran hombres que compartían los valores que la mayoría de catalanes comparten hoy: la creencia en la unidad de España, pero también en los valores y el carácter particular del pueblo catalán".

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable