Muy Confidencial

‘El boloencierro’, como alternativa para salvar vidas en los encierros de toros

Boloencierro de Mataelpino.
photo_camera Boloencierro de Mataelpino.

Después de que un hombre fue corneado hasta la muerte en un encierro de toros en el festival de Fira d’Onda el fin de semana, PETA se apresuró a enviar una carta a la alcaldesa de Onda, Carmina Ballester, instándola a reemplazar la peligrosa, mortal y cruel ceremonia con una actividad emocionante que es segura para todos: un “encierro de bolas”.

En su carta, PETA se ofrece a comprar para el pueblo bolas enormes pintadas parecidas a toros para una carrera al estilo de Indiana Jones, llamada boloencierro, que está ganando popularidad en pueblos españoles que ya han dejado a un lado el cruel y violento evento que involucra toros vivos. En esta versión, los asistentes al festival corren frente a las esferas rodantes y tratan de mantenerse fuera de su camino. La agrupación señala que las pelotas llegan a “velocidades altas” mientras ruedan, pero no suponen el riesgo de lastimar ni cornear a los participantes.

“Este hombre no fue el primero en morir en un encierro de toros y, a menos que Onda acabe con este cruel espectáculo, tampoco será el último”, dice la directora de PETA, Elisa Allen. “PETA está lista para ayudar al pueblo a organizar una fiesta divertida y apta para familias que sea respetuosa con los toros y los participantes por igual”.

Más de 125 pueblos y ciudades españoles han rechazado el tormento y asesinato de toros por entretenimiento. Pero en los festivales como Fira d’Onda, los toros son sometidos a la confusión, terror y riesgo de lesionarse al estrellarse contra barreras y muros, de caer y fracturarse las piernas, o de chocar unos contra otros.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?