Muy Confidencial

Revilla prefiere estar en las gradas con la afición: da plantón a Florentino Pérez en el Bernabéu

No fueron muchos y el desarrollo del partido les calló pronto. En torno a un millar de aficionados racinguistas se dieron cita este sábado en el Santiago Bernabéu para animar a su equipo y empujar hacia una hazaña que se presumía imposible. Y lo fue. El resultado final, 6-1, a favor de los blancos. La mayoría se congregó en el cuarto anfitetatro del fondo norte, pero otros muchos estuvieron repartidos por otras zonas del estadio de forma más discreta. Horas antes del inicio del encuentro sí se hicieron notar por los alrederores del estadio, con banderas y cánticos; fue el único momento feliz de la tarde. Ese del que también fue protagonista el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que se dio un baño de fervor popular y se hizo fotografias con aficionados de todos los colores. "Mira, el de las anchoas, el de los puros, el de la tele..." comentaban los merengues. Poco después, fiel a su tradición, se dirigió a las gradas más altas para seguir el partido, con su hija de once años, sus sobrinos y las peñas racinguistas porque así, asegura, "disfruta más" y tiene "más libertad" que si lo hace desde el palco. "Prefiero llevar la bufanda, levantarme y decir cuatro cosas al árbitro si hace falta y en el palco no puedo", explicó. Tenía entradas de las de 40 euros, pero los servicios de seguridad y relaciones externas del Real Madrid le hicieron evitarse las colas y los tornos de acceso antes de aparecer por el vomitorio 670 del Bernabéu con los aplausos del público. El que se quedo esperando en el palco fue Florentino Pérez, que intentó convencerle para que fuera a la zona noble, pero no hubo manera.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?