Muy Confidencial

Por qué Aragón no quiere ‘agitadores’ en sus plenos

Los asuntos polémicos o conflictivos que lleguen a las Cortes de Aragón se debatirán a puerta cerrada. De acuerdo con la enmienda a la reforma del reglamento de las Cortes que han presentado los dos grupos parlamentarios que forman equipo de Gobierno, Partido Popular y Partido Aragonés, se impedirá el acceso libre si se prevén “alteraciones del orden”. De acuerdo con el texto, esta medida se considera justificada “a la vista de experiencias recientes”: se refieren a las protestas que han protagonizado mineros y bomberos en anteriores sesiones plenarias. Por su parte, los grupos de la oposición hablan de “censura” y “poca transparencia” y la noticia ha empezado a circular por las redes sociales. Según varias plataformas ciudadanas, la actual legislación ampara la asistencia de público a las sesiones e incluso que se graben los plenos municipales: para ello, se apoyan en el artículo 21 de la Constitución, que garantiza el mantenimiento de una “comunicación pública libre”. Una vez supere el actual plazo de enmiendas, se prevé que el reglamento entre en vigor el 23 de abril, Día de Aragón. A partir de esa fecha, el control de quienes acudan como público a las sesiones de las Cortes aragonesas será más estricto y quienes sean ‘sospechosos’ de provocar altercados, se quedarán fuera. Siempre les quedará el streaming para seguir la actividad de la Cámara.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes