Muy Confidencial

Por qué Alberto Fabra se ha quedado con las ganas de ser diputado

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico de fuentes del PP valenciano, “el ex presidente Alberto Fabra quería ir de candidato al Congreso por la provincia de Castellón, pero tanto el presidente provincial como la presidenta regional han preferido no incluirle porque en estos momentos el partido necesita caras nuevas, y Fabra representa la derrota electoral y una gestión como presidente de la Generalitat que no supo aunar al partido”. Pese a que “la relación personal es incluso de amistad entre Javier Moliner, Isabel Bonig y Alberto Fabra, los dos primeros no han juzgado oportuno al menos por ahora que Fabra vuelva a ser cartel en la campaña del 20-D, pues podría restar votos, aunque él piensa que sobre todo en Castellón conserva tirón electoral”. Fabra, expresidente de la Generalitat Valenciana y del PP en la comunidad, quería ir por la lista de Castellón, de donde es natural, o por Valencia, pero se ha impuesto el criterio de Isabel Bonig y encabezan la lista Miguel Barrachina por Castellón, “mano derecha” en la Diputación de Javier Moliner, y Elena Bastidas por Valencia, exalcadesa de Alzira, una apuesta decidida de Bonig, “que Génova ha aceptado en detrimento del ministro García Margallo, que irá en la lista de Alicante”. El estilo directo y luchador de Bastidas es muy del agrado de Isabel Bonig, y el cabeza de lista por Castellón, Miguel Barrachina, “encarna la experiencia política, y con posibilidades claras de ocupar algún alto cargo a nivel nacional si Rajoy sigue gobernando tras el 20-D”. “En el PP valenciano nos alegra que Génova deje actuar a Bonig, para revitalizar el partido, pues conoce muy bien el terreno”.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?