Murcia

Fracasa la moción de censura en Murcia: el PP aborta la operación con tres diputados díscolos de Ciudadanos

Los parlamentarios naranjas accederán al equipo de Gobierno de Fernando López Miras a cambio de no apoyar la iniciativa pactada por PSOE y Cs

El presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Fernando López Miras a su llegada a la inauguración de las Jornadas Empresarias ‘Comarca Campo de Cartagena'
photo_camera El presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Fernando López Miras a su llegada a la inauguración de las Jornadas Empresarias ‘Comarca Campo de Cartagena'

El Partido Popular ha frustrado la moción de censura pactada entre Ciudadanos y el PSOE para desalojarles del gobierno de la Región de Murcia. Lo hará mediante la ruptura de la disciplina de voto de tres diputados de la formación naranja: Isabel Franco, Valle Miguélez y Francisco Álvarez.

Los tres políticos pasarán a formar parte del equipo de gobierno. Isabel Franco seguirá siendo vicepresidenta de la región y coordinadora del área de Mujer, Igualdad y políticas LGTBI. Aún se desconoce los cargos de Miguélez y Álvarez, así como su futuro en la política. Ninguno de los tres ha anunciado oficialmente que abandone la formación naranja, ni la dirección regional o nacional ha pedido hasta el momento que rompan con su militancia.

Tras conocerse las primeras informaciones sobre la ruptura del bloque naranja, la entonces candidata a la presidencia de Murcia, Ana Martínez Vidal, se apresuraba a tuitear que todos los diputados del partido "estaban unidos"; un mensaje compartido por Inés Arrimadas, dirigente de la formación. La semana acaba con un duro golpe para la líder de Ciudadanos, que ha visto como todos sus consejeros en la Comunidad de Madrid eran expulsados tras la convocatoria electoral de Isabel Díaz Ayuso, quien la ejecutó por el temor de que se produjese una maniobra similar en esta autonomía.

Begoña Villacís, miembro de la ejecutiva del partido y vicealcaldesa de la ciudad de Madrid, se ha sumado esta mañana a las voces críticas del partido que piden una reunión extraordinaria de la cúpula. La operación gestada en Murcia, desconocida por muchos pesos fuertes en el partido, sentó mal entre los miembros de la ejecutiva. Entre los políticos que expresaron su descontento entonces se encontraba Toni Cantó, diputado en las Cortes Valencianas. Este malestar se ha multiplicado tras las consecuencias imprevistas en Madrid y, finalmente, el fracaso de la moción de censura murciana.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable