Madrid

Yolanda Díaz hizo temblar los cimientos de Moncloa tras anunciar una próxima visita del Papa a España

Alivio en Presidencia porque no ha podido capitalizar las gestiones que desde hace meses protagonizan Pedro Sánchez, Zarzuela y la Conferencia Episcopal

Yolanda Díaz y el papa Francisco.
photo_camera Yolanda Díaz y el papa Francisco.

Pedro Sánchez respira aliviado tras la visita de Yolanda Díaz al Papa. El presidente temió que su ahora vicepresidenta, pero futura rival en las próximas generales, se pudiera apuntar el tanto de anunciar un viaje de Francisco a España, cuando Moncloa lleva meses gestionando discretamente esa visita con la Conferencia Episcopal.

“Ha sido un encuentro muy emocionante, créame”, se limitó a afirmar Díaz al término de su reunión, en una breve comparecencia en la plaza de San Pedro en la que también estaba presente el secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey.

En los días previos al encuentro entre Yolanda Díaz y el Papa, algunos analistas interpretaron la reunión como una señal de que la ministra de Unidas Podemos está preparando su candidatura, en un momento en el que goza de gran popularidad entre los españoles, según los últimos datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). 

Preparativos a espaldas de Moncloa

La vicepresidenta segunda comenzó a organizar el encuentro hace varias semanas, de forma autónoma y al margen de La Moncloa. Y no anunció su confirmación hasta 48 antes de que se celebrara. Todo se gestó bajo un estricto secretismo.

Estos movimientos han inquietado enormemente al equipo de Pedro Sánchez, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes con acceso a La Moncloa. Díaz mantuvo en secreto todo este tiempo el viaje al Vaticano y en su entorno admiten en privado que la cita se enmarca en el plan para lanzar su nuevo proyecto político

Así las cosas, el protagonismo que está adquiriendo la vicepresidenta inquieta en el ala socialista del Gobierno que ya hizo público su malestar hace unos días cuando, en una entrevista a Radiocable, Yolanda Díaz dio a entender que el 8-M se celebró pese a que desde su ministerio se alertó de los riesgos que suponía por el estallido del coronavirus.

Clara pugna de Díaz con Sánchez

Con el viaje al Vaticano, en Moncloa afirman que la vicepresidenta evidencia su ambición en clara pugna con Pedro Sánchez, que es el único miembro del Gobierno que ha mantenido una audiencia con el Papa. 

Fue en octubre de 2020 y en los 35 minutos que duró se acordó que Francisco visitaría España en cuanto la pandemia se lo permitiera.

Díaz le llevó al Papa “un mensaje del presidente Pedro Sánchez”, aseguran fuentes de la máxima confianza de la vicepresidenta, que no han querido dar más detalles sobre el contenido de esta comunicación.

El anuncio de la visita del Papa a España

Sin embargo, las fuentes de Moncloa consultadas por ECD destacan que la última oportunidad de que Francisco viaje a España en esta legislatura se juega en los próximos meses. 

De hecho, con esta visita al Vaticano el equipo de Pedro Sánchez temió que Yolanda Díaz pudiera capitalizar las gestiones que, desde hace meses, protagonizan Zarzuela, Moncloa y la Conferencia Episcopal. Podía obtener ella una confirmación y apuntarse el tanto de anunciar una próxima visita del Papa. Tras el regreso de la ministra, en Presidencia admiten ahora respirar “aliviados”.

Un viaje que está a punto de confirmarse

En Moncloa resaltan que esta posibilidad está a punto de materializarse en 2022. A priori el principal reclamo para esta visita del Papa a nuestro país es el año santo compostelano, como lo fue para Juan Pablo II y Benedicto XVI. Pero también se cita otro evento de interés: los 500 años de la conversión de San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús.

Apuntan que, para el primer Papa jesuita de la Historia, este acontecimiento supone un hito hasta tal punto que ya ha mostrado su respaldo a un jubileo que arrancó el pasado mes de mayo y concluirá el 31 de julio de 2022. 

Las gestiones de Zarzuela, Iglesia y Moncloa

De momento, Zarzuela, Moncloa y la Conferencia Episcopal están volcados en conseguir esa visita del Pontífice. 

Según ha podido confirmar ECD, la Santa Sede ha recibido oficialmente las correspondientes invitaciones. La más importante, la que corresponde a la jefatura del Estado. El rey Felipe VI ya ha hecho llegar la correspondiente misiva formal a Francisco. 

De manera informal, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se lo manifestó personalmente hace un año durante su visita exprés al Vaticano. En aquel momento, el Santo Padre le hizo saber que la opción se estaba estudiando, pero el líder del PSOE tampoco se pudo apuntar en aquel momento el tanto correspondiente. 

En Moncloa subrayan la importancia de la presencia del Papa en España, teniendo en cuenta que se contempla como un aliado para algunos temas que promueve el Gobierno de coalición, cuestiones vinculadas con la defensa de los más desfavorecidos, los inmigrantes, los derechos humanos, la ecología… 

De hecho, a pesar de las discrepancias en otros asuntos de calado, como la eutanasia, la educación o la fiscalidad, miembros del Ejecutivo presumen de que las relaciones Iglesia-Estado son “cordiales y fluidas”.

Viaje a Galicia por el Año Santo Xacobeo

Sin embargo, fuentes eclesiásticas apuestan más por una visita de Francisco a España con motivo del año santo compostelano.

Recuerdan que el Papa admitió el pasado mes de septiembre que se había comprometido ante el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a sopesar la posibilidad de viajar a Galicia con motivo del Año Santo Xacobeo que se celebra en 2021 y también en 2022 gracias a la ampliación extraordinaria concedida por la Santa Sede. 

En todo caso, enfatizó entonces que la visita sería solo a la capital gallega y no a España. “Al presidente de la Xunta de Galicia le prometí pensar el asunto”, apuntó el Pontífice en una entrevista emitida por la Cadena COPE el pasado 1 de septiembre.

Ya a principios de este año, el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, confirmó que el Papa había sido invitado a acudir a la ciudad compostelana con motivo del Año Santo 2021, aunque reconoció que la visita de Francisco a Compostela depende de “muchas consideraciones”, incluida la evolución de la pandemia.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable