Madrid

Vox y Podemos, en horas bajas electorales, se sirven de Vallecas para llamar la atención

Ambas formaciones obtienen en este distrito madrileño resultados parejos sin salir de la marginalidad

Santiago Abascal
photo_camera Santiago Abascal ofreciendo un mitin.

Tras una serie tiras y aflojas entre la Delegación del Gobierno y el Ayuntamiento de Madrid, parece que Vox sí podrá celebrar su mitin de comienzo de campaña en la Plaza de la Constitución, en el Puente de Vallecas, hoy miércoles a las 19.30 horas. No le ha faltado tiempo a Juan Carlos Monedero para llamar desde Twitter a “desinfectar el suelo con lejía” tras el anuncio de la visita vallecana de Santiago Abascal Rocío Monasterio. La presencia de la extrema derecha en este distrito madrileño duele a ciertos representantes de la extrema izquierda, que tienden a identificar el barrio con su particular acervo ideológico hasta sentirlo como si fuera su territorio particular. 

Sin embargo, el histórico electoral ofrece resultados más tamizados. En las últimas elecciones autonómicas madrileñas, celebradas en 2019, Vox obtuvo en la Villa de Vallecas la quinta posición con el 6,54% de los votos. Podemos quedó por delante con el 7,03%. La diferencia entre las dos formaciones fue de aproximadamente 1.300 votos. En el cercano Puente de Vallecas, ambos partidos repitieron cuarta y quinta posición, solo que en este caso la diferencia entre verdes y morados fue de 4.100 votos en favor de Pablo Iglesias.

Un barrio normal  

Incluyendo el conjunto de resultados electorales dentro de los dos grandes ejes ideológicos –derecha e izquierda-, Vallecas es un distrito compensado. En las últimas elecciones autonómicas, grosso modo, la izquierda –PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos- obtuvo el 60% de los votos y la derecha –PP, Ciudadanos y Vox-, el 40%.

En cualquier caso, ambas formaciones –en horas electorales bajas- optan por incursionar en Vallecas con similar estrategia de polarización. La idea sería captar atención mediática gracias al 'Mito Vallecas' para movilizar a sus potenciales votantes, hoy desencantados. Los de Abascal están realizando desde sus redes sociales un llamamiento para conquistar el “cinturón rojo”, mientras que asociaciones de radicales afines a Podemos prometen que no darán “ni un respiro al fascismo” para impedir que Vox penetre en lo que llaman la “plaza roja”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable