Madrid

Termina un estudio arqueológico sobre la Guerra Civil en Madrid

En el 80º aniversario del fin del conflicto

Casquillos de bala de la Batalla de Brunete, el 13 de enero de 1939.
photo_cameraCasquillos de bala de la Batalla de Brunete, el 13 de enero de 1939.

Esta semana, se han cumplido 80 años del fin de la Guerra Civil, el 1 de abril de 1939. Aprovechando este aniversario, un equipo de investigadores dirigidos por Alfredo González-Ruibal, arqueólogo académico en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, han dado fin a una labor que comenzó hace más de doce años, con el objetivo de “estudiar la Guerra Civil desde un punto de vista arqueológico”.

La pista de una botella de sidra

Para ello, los investigadores – arqueólogos, antropólogos e historiadores – no se han centrado solo en el aspecto militar, “también en lo cultural y social alrededor del enfrentamiento”, ha declarado a El Confidencial Autonómico González-Ruibal. “Aunque el elemento militar es muy importante, la idea es contar la vida de los soldados”.

El equipo de investigadores han excavado, a lo largo de más de una década, en lugares clave donde tuvo lugar el conflicto. Uno de ellos es Madrid. Allí, el equipo descubrió una botella de sidra cerca del Hospital Clínico San Carlos, “donde había mucha basura”, ha contado González-Rubial. La botella se encontró llena de agua. Consultando el historial meteorológico, se supo que llovió en Madrid el 31 de marzo. “Esto supuso que era agua del día de la rendición”, ha declarado González-Rubial, lo que significaría que la botella de sidra sirvió para celebrar el fin de la guerra. Este agua, según el director del equipo de investigación, se puede analizar químicamente “para conocer la composición del agua en Madrid por aquel entonces”.

Desinterés político

González-Ruibal ha denunciado el “desinterés” por parte de los políticos en la investigación de un conflicto que en 2019 cumple 80 años de su final, como consecuencia de ser “un pasado incómodo” con la dificultad añadida de saber “cómo contarlo”. Son embargo, el catedrático ha declarado que se tenga en cuenta su “importante valor histórico y patrimonial”, no solo su punto de vista político.

A González-Ruibal le cuesta entender este desinterés. “A la gente le gusta. Ponemos cosas en las redes sociales que tienen una gran acogida”. El catedrático ha declarado que hay que trasladar este interés a la política.

La Comunidad de Madrid ha anunciado un plan para revalorizar el conflicto, aunque González-Ruibal ha declarado que la capital “quizá sea un sitio complicado donde poner de acuerdo a todo el mundo”.

La investigación continúa

De momento, la intención del equipo es ahora exponer los objetos en el Museo Arqueológico Regional de Madrid. Sin embargo, la galería no expone objetos “tan recientes”, según González-Ruibal. El equipo ha decidido ceder los materiales a la Ciudad Universitaria de la Universidad Complutense, que serán incluidos asimismo en una nueva edición del libro Volver a las trincheras. Una arqueología de la Guerra Civil Española, del año 2016.

El equipo de González-Ruibal no excavará este año. “Tenemos que procesar los datos y publicar los resultados en el CSIC”. Para González-Ruibal es el final de la investigación, aunque ha anunciado que hay miembros del grupo que siguen investigando en Galicia los enfrentamientos con los maquis en los años 40. “El potencial es muy grande”, ha declarado González-Ruibal ante la idea de proseguir la investigación.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?