Madrid

San Lorenzo de El Escorial: las mejores propuestas familiares asequibles y baratas

Es Monumento Histórico-Artístico reconocido como Patrimonio Mundial por la UNESCO desde el año 1984

San Lorenzo de El Escorial, (Madrid)
photo_camera San Lorenzo de El Escorial, (Madrid)

San Lorenzo de el Escorial, un municipio de la sierra madrileña, situado a 57 kilómetros de la capital de España, Madrid, obtuvo hace unos meses el Sello de Turismo Familiar de la Federación de Familias Numerosas, un distintivo que acredita a esta localidad como un lugar recomendado para el ocio en familia, gracias a una completa oferta turística que engloba historia, arte y naturaleza.

Y es que este municipio ofrece actividades y planes para todos los gustos, pero de forma especial para las familias que podrán disfrutar de un precioso paisaje mezclado con una parte de la historia.

El Sello de Turismo Familiar supone para San Lorenzo de El Escorial el reconocimiento como destino familiar de una localidad que recibe la visita de miles de familias durante los doce meses del año.

La gran mayoría de ellas, y en general todos los turistas, llegan atraídos por el Monasterio, Monumento Histórico-Artístico reconocido como Patrimonio Mundial por la UNESCO, en el año 1984, pero El Escorial tiene muchos otros atractivos: edificios importantes para conocer y comprender la historia de España, como las Casitas del Príncipe y el Infante, las Cocheras Reales, El Coliseo, los Jardines Históricos o el Valle de los Caídos, que permiten que el ocio se convierta también en una oportunidad para aprender en familia y porqué no el camping el Escorial.

Así hay propuestas centradas en la historia y la cultura, como las rutas urbanas enfocadas en el siglo XVIII o siglo XIX o la "Ruta de Patrimonio Mundial", y las visitas teatralizadas, que permiten descubrir esta localidad sumergidos en la historia, acompañados de los personajes del siglo XVIII. Además el tiempo en el Escorial es muy adecuado. 

A la vez, gracias a su riqueza paisajística, San Lorenzo del Escorial ofrece a los amantes de la naturaleza un entorno privilegiado para hacer senderismo, con actividades muy originales como la "Ruta de árboles singulares" y varias excursiones por la zona

La Silla de Felipe II

A la hora de hacer excursiones, no hay que perderse el paraje pintoresco del Pinar de Abantos y la Zona de la Herrería, a unos 2,5 kilómetros al sur del núcleo urbano, con llegada a la Silla de Felipe II, una de las atracciones turísticas más visitadas de San Lorenzo de El Escorial Madrid, dada su condición de mirador. De hecho, según cuenta la historia, el enclave debe su nombre a que sirvió a Felipe II para sentarse y observar desde allí, en todo su esplendor, las obras del Monasterio.

Las Casitas del Príncipe y el Infante

La casita del Príncipe es un edificio del siglo XVIII, situado en el municipio de El Escorial. Se construyó entre 1771 y 1775, a partir de un diseño de Juan de Villanueva, uno de los arquitectos más importantes del neoclasicismo español. Está declarada Bien de Interés Cultural desde el año 1931.

Fue erigida como pabellón de recreo para uso de Carlos IV, por entonces Príncipe de Asturias, en un bosque de robles entre el Monasterio del Escorial y el núcleo urbano escurialense Su gestión corresponde a Patrimonio Nacional, organismo estatal del que dependen los bienes del Estado a disposición de la Corona Española.

Constaba inicialmente de un solo bloque rectangular, con una fachada de 27 metros, que Entre 1781 y 1784 fue ampliada con un ala posterior.

Está rodeada por dos jardines, uno en la parte delantera y otro en la trasera, comunicados entre sí por dos pórticos de columnas toscanas. El gusto palaciego de la época está presente en sus fuentes, estanques, cascadas, paseos y setos de boj. A ello se añade la existencia de un extenso parque a su alrededor, poblado por especies autóctonas, como el roble y la encina; alóctonas, como la sequoya y el pinsapo; y árboles típicos de jardines.

La Casa del Infante, está localizada en la Dehesa de la Herrería, al Oeste del Monasterio, fue encargada al arquitecto Juan de Villanueva en 1771, para el Infante D. Gabriel de Borbón, hijo de Carlos III. Tenía como finalidad el disfrute de sus grandes aficiones, entre las que se encontraba la música y poder llevar una vida íntima, rodeado de su círculo de amistades, al margen del protocolo que rodeaba al palacio.

Está inspirada en las villas italianas y su uso es exclusivamente de recreo. Se trata de una construcción concentrada y exenta, rodeada de jardines aterrazados, tratados de manera arquitectónica, que crean una sensación de unidad, al estar relacionados con el edificio.

En la sala principal, la cúpula se decora con pinturas alegóricas relacionadas con la música. Estaba destinada a sala de audición, los músicos se instalaban en la parte de arriba y se les podía oír desde la plazoleta central del jardín.

Desde sus jardines se pueden contemplar unas maravillosas vistas del Monasterio.

Su Majestad El Rey Juan Carlos I ha sido el último miembro de la Familia Real que se ha hospedado en la Casita, durante su periodo estudiantil en el campo del Derecho. Este edificio fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1931 junto al Monasterio.

Las Cocheras Reales

Las Cocheras del Rey son un conjunto de edificios que data de 1771 y que fue mandado construir por el rey Carlos III al arquitecto Juan Esteban para su servicio y el de la Corte, cuando la fundación del Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial.

El conjunto estuvo durante un siglo al servicio de la Casa Real cubriendo las necesidades de transporte de personas y equipajes principalmente durante las Jornadas otoñales, que era cuando los reyes se trasladaban al Escorial.

La parte que se conserva de este conjunto comprende la Casa de los Oficios del Viaje, la Casa y Cuadra del Regalero y un jardín central, y es hoy propiedad privada, donde se muestra una amplia y valiosa Colección que tiene como argumento la historia de la vida, actividades y funcionamiento de las Cocheras, desde 1771 hasta 1870, en que pasó a mano de particulares.

La Colección está compuesta por una rica y variada muestra de piezas singulares: coches de caballos, trineos, sillas de mano, atalajes, muebles herramientas, mapas, libros, pinturas, enseres del viaje, etc. desde el siglo XVI y principalmente de los siglos XVIII y XIX.

El Coliseo

El proyecto de este Teatro se encarga al arquitecto francés Jaime Marquet, afincado en España desde 1752. Se inicia su construcción en 1770 y en mayo de 1771 está prácticamente terminado. Se distribuye en forma de rectángulo sobre el que se inscribe una U que configura el patio de butacas. Encima quedan dos niveles de palcos y uno de anfiteatros. Todo el edificio quedaba cubierto, lo que era sumamente novedoso en su época.

Al terminarse las obras su gestión fue cedida al común de los vecinos, conservando la Corona su propiedad. Este sistema originó múltiples disputas que finalizaron cuando el Estado lo vende segregándolo de la finca en 1869.

Posteriormente, su propiedad pasó a manos de particulares, incluso se utilizó como cine a partir de 1918. En 1967 cierra sus puertas y se inicia un proceso de deterioro y abandono.

Tras numerosas vicisitudes, se logró la definitiva restauración, llevada a cabo por los arquitectos José Luis Martín y Mariano Bayón, entre 1974 y 1979, a instancias de la Sociedad de Fomento y Construcción del Real Coliseo Carlos III. En 1979 se inaugura con un recital de Teresa Berganza, al que asistió su Majestad la reina Doña Sofía. Desde entonces, por el escenario del Real Coliseo han desfilado grandes figuras del teatro y de la música.

Su rehabilitación fue galardonada con el Premio Nacional de Restauración en 1980. En 1981 entra a formar parte de la Red de Teatros Nacionales y Festivales de España del Ministerio de Cultura y desde 1985 la Comunidad de Madrid tiene a cargo su programación. En 1995 recibe la declaración como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento.

Los Jardines Históricos

En las terrazas artificiales que bordean las fachadas sur y este del Real Monasterio se encuentran el Jardín de los Frailes y los Jardines del Rey y de la Reina. Desde su mirador se contemplan el estanque, las huertas del Bosquecillo y la Herrería, con las Machotas al fondo.

Jardineros llamados por Felipe II dispusieron cuadros de setos de Bojcon flores de vivos colores que parecían “alfombras finas traídas de Damasco”, plantadas en su interior, que actualmente han sido sustituidas por originales dibujos con setos.

Los Jardines de estilo neoclásico de la Casita del Infante, dispuestos en diferentes niveles, presentan una serie de parterres de rosas y coníferas, enmarcados por setos de boj y árboles frutales con una original ornamentación con jarrones y fuentes.

La Casita del Príncipe, en El Escorial, tiene en su parte delantera unos jardines con avenidas de setos de boj que arrancan de una fuente, coniferas y sequoias de gran porte. En su parte posterior los jardines cuentan con una serie de cuadrantes de frutales, rosales y coníferas, un arco de cipreses, una pequeña cascada y un gran mascarón dorado que vierte a un estanque el agua de riego del jardín.

El Valle de los Caídos

Es una Basílica católica, una Abadía y Conjunto Monumental.

El dictador Francisco Franco al finalizar la Guerra Civil española, ordenó su construcción (1940 y 1958), y que fuesen enterrados allí José Antonio Primo de Rivera, y 33.833 combatientes de ambos bandos, siendo calificada como la «mayor fosa común de España».

Se encuentra enclavado en un entorno paisajístico de gran belleza natural, situado en El Valle de Cuelgamuros de la Sierra de Guadarrama en el municipio de San Lorenzo de El Escorial, Comunidad de Madrid, a 9,5 km al norte del Real Monasterio. En su diseño participaron los arquitectos Pedro Muguruza y Diego Méndez; las esculturas corresponden a Juan de Ávalos y Taboada entre otros. Sobre la cima del Risco de La Nava, se alza la cruz más alta de la cristiandad, tiene 150 metros de altura y brazos de 24 metros cada uno.

A la muerte de Franco, el 20 de noviembre de 1975 su cuerpo fue enterrado a los pies del altar mayor de la basílica. El 13 de septiembre de 2018 el Congreso de los Diputados aprobó la exhumación de sus restos y su traslado fuera de la basílica. Dicha exhumación se llevó a cabo el 24 de octubre de 2019 y los restos fueron trasladados al cementerio de Mingorrubio.

Actividades para niños

Otras actividades originales de este municipio son la Cacería fotográfica, en la que encontrar los animales de cartón que salpican la zona en la que los reyes desde Felipe II, salían a cazar; los paseos en Tuk-Tuk, el juego interactivo Marco Topo, para descubrir el municipio de una forma muy amena para los niños, o la visita al InsectPark, un museo de insectos con una colección de microfauna compuesta por especies vivas y naturalizadas (mariposas, escarabajos, arañas y otros animales).

InsectPark

Centro de divulgación científica y cultural donde descubrirás la microfauna sorprendente y desconocida para muchos. Un universo en miniatura.

Insectparck es un Centro de Educación Ambiental sobre el Pinar de Abantos y la Zona de la Herrería con una impresionante colección de microfauna compuesta de especies vivas y naturalizadas (coloridas mariposas, espectaculares escarabajos, enigmáticas arañas, etc.).

Realizan actividades para el público infantil, familias y centros escolares.

Tuk-Tuk

Es un nuevo concepto de ruta turística y cultural por San Lorenzo de El Escorial. Ofrece un agradable paseo en uno de sus vehículos 100% eléctricos.

Indicado para familias, amigos o pareja, en grupos de hasta 6 personasse visitan los lugares más icónicos de la ciudad.

Marco Topo

Es un magnífico juego infantil para disfrutar en familia, recorriendo los principales sitios de interés turístico del conjunto urbano de San Lorenzo de El Escorial de una forma divertida descubriendo el Casco Urbano o la Herrería.

En la Oficina de Turismo se recoge el plano guía, las pegatinas y el código de acceso de la ruta que se quiere realizar. Hay que superar diferentes pruebas con las que liberar diferentes personajes relacionados con San Lorenzo de El Escorial.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes