Madrid

Revuelo en el PP con la renuncia de Feijóo a derogar la ley del aborto

Díaz Ayuso, el aznarismo y ex ministros de Rajoy consideran que no dar la batalla por la vida favorece electoralmente a Vox

Feijóo y Ayuso
photo_camera Feijóo y Ayuso

Revuelo en el Partido Popular con la decisión de Alberto Núñez Feijóo de no derogar la actual ley del aborto, ni la impulsada por la ministra Irene Montero. Isabel Díaz Ayuso, miembros destacados del aznarismo y ex ministros de Mariano Rajoy consideran que no dar la batalla ideológica favorece electoralmente a Vox.

El presidente del PP, identificado con el ala más moderada y centrista del partido, ha trasladado a miembros del Comité Ejecutivo Nacional que renuncia a derogar la ley del aborto. Las diferentes sensibilidades que conviven en el seno del PP han llevado a la nueva dirección de Génova a sortear el “problema” que genera este debate.

El aborto es un tema que afecta a la convivencia interna dentro de la organización popular porque hay distintas sensibilidades respecto a las críticas oficiales a la ley de plazos, y también externo, porque desde el punto de vista estratégico la posición que hasta ahora defendía Casado, y que conecta con el electorado más conservador del partido, está muy lejos del potencial votante más ubicado en el centro ideológico.

Concebidos ya como derechos de la mujer

En Génova son conscientes de que hay cuestiones que entre las mujeres, en general, y sobre todo entre las nuevas generaciones, están ya superadas “y suenan a debates del siglo XX”.

Todo esto explica que el PP haya decidido sortear este “problema”, que lo aborde por donde lo aborde le abre frentes, y orientar sus compromisos programáticos hacia las medidas activas de apoyo a la maternidad y a la familia en lugar de restringir lo que hoy mayoritariamente la sociedad entiende que entra dentro de los “derechos” de la mujer.

No dejar más espacios abiertos a Vox

El PP está midiendo en este arranque de la era Feijóo dónde situarse ideológicamente para no dejar más espacios abiertos a Vox y, al mismo tiempo, no dejar tampoco nuevos huecos a Ciudadanos por el centro.

A partir de la premisa de que desde “la extrema derecha” no se ganan elecciones, el PP orientará su programa a presentarse como el partido líder del centro-derecha.

Núñez Feijóo defenderá un programa de “centroderecha” y en ningún caso hará guiños a Vox en temas sociales tan sensibles como la ley contra violencia de género o las otras leyes de igualdad aprobadas durante los últimos años.

No dar la batalla favorece a Vox

Hace unos días, en un desayuno informativo organizado por ‘El Debate’, Isabel Díaz Ayuso añadió que el aborto tiene que ser “legal, seguro, pero poco frecuente”, y ha rechazado la “frivolidad” con la que, en su opinión, se aborda este asunto con proyectos de ley como el actualmente en curso, tratando a la mujer “como si fuera una incubadora” y “la vida como si fuera un problema”.

También miembros destacados del aznarismo y ex ministros de Rajoy consideran que no dar la batalla por la vida favorece electoralmente a Vox.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable