Madrid

La Policía de Madrid, inquieta por el uso de botellas de cristal como arma

Una práctica que está volviendo a aumentar en el distrito centro, sobre todo en Lavapiés. Los agentes temen por los turistas y la gente que vive en el barrio

Agentes de la Policía Nacional.
photo_cameraAgentes de la Policía Nacional.

En Madrid está aumentando el ataque con botellas de cristal entre los indigentes y senegaleses que viven en calles madrileñas. Una práctica que lleva tiempo y que sucede muy a menudo, sobre todo en el distrito centro, en el barrio de Lavapiés.

Según ha podido conocer Confidencial Autonómico por fuentes policiales, entre los agentes hay inquietud, ya que es una práctica que cada vez se ve más. Al no estar la botella de vidrio certificada como un arma, es muy difícil de controlar.

Explican, además, que "nunca sabes cuándo te pueden atacar, se puede formar una reyerta cuando menos te lo esperas y la Policía Nacional tiene que estar alerta”. Por ello, en la Policía hay mucha inquietud por cómo puedan utilizar estas botellas.

A raíz de esta práctica, está habiendo pánico entre los turistas y los vecinos de Lavapiés, que cada vez que presencian una pelea, están forzados a buscar refugio en los bares y comercios cercanos. 

Una práctica habitual

Las palabras del vecindario ponen de manifiesto la inseguridad que vive el enclave desde hace tiempo. Un ejemplo de ello es lo que sucedió a mediados de julio con la final de la Copa de África entre Argelia y Senegal, cuando los antidisturbios tuvieron que tomar el barrio tras una multitudinaria pelea.

Minutos antes del pitido final, decenas de “aficionados” se enzarzaron en una batalla campal que obligó a las fuerzas de seguridad a desalojar la plaza de Lavapiés y establecer un cordón para separar a ambos bandos.

Fuentes policiales aseguran que durante el partido había buen ambiente, pero en un momento dado empezaron a tirarse botellas de vidrio. Los agentes, que cortaron el tráfico en varias de las calles aledañas a la plaza, no dieron por controlada la situación hasta pasada la medianoche. 

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes