Madrid

Las pistolas taser se extienden por los cuerpos de policía local de toda España

En el último mes tres personas han sido abatidas por agentes al no disponer de esta herramienta

Pistola taser.
photo_camera Pistola taser.

Los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado lleva varios meses solicitando al Ministerio de Interior la dotación de las pistolas taser para reducir a las personas que atenten contra ellos o contra otros ciudadanos. 

La Policía Nacional se ha enfrentado en menos de un mes a dos individuos con arma blanca. El pasado 27 de noviembre los agentes abatieron a tiros a un hombre que tras amenazar a su madre con un cuchillo se abalanzó contra los agentes en el distrito madrileño de Vallecas. Tras neutralizarlo e intentar reanimarlo, no ha sobrevivido. 

Los hechos se producen después de que a principio del mes de noviembre ocurriera la misma situación en Villaverde. Otro hombre amenazaba a viandantes con un cuchillo y también se abalanzó sobre los agentes — hiriendo la mano de uno—  que acudieron al lugar. Fue abatido. 

Estas situaciones abren un debate sobre la actuación correcta de los agentes. Si se podían haber evitado las muertes o no. Los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado llevan meses esperando que el proveedor al que se le adjudicó el contrato, la UTE, formada por Axon Public Safety Germany SL y Nidec Defense Group, entregó la segunda remesa el pasado mes de julio, lo que supondrá un desembolso total de casi dos millones cien mil euros. 

La primera remesa se realizó en octubre de 2020 y las 400 restantes se suministrarán el próximo mes de febrero de 2022. Pese a contar con el 60% del pedido, la Dirección General no ha dotado a los agentes de la formación necesaria para usarlas. De acuerdo con las condiciones del contrato, quien debe hacer frente al adiestramiento de 25 instructores para posteriormente enseñar a los agentes que portarán este dispositivo cuando estén de servicio en la calle. 

Pistolas sin munición también para la Policía Municipal de Madrid

Según ha podido conocer El Confidencial Autonómico, la Policía Municipal de Madrid incorporó a finales del pasado año los dispositivos electrónicos de control (DEC) al equipamiento de los agentes. La utilización de este dispositivo se hará bajo los habituales principios de proporcionalidad, congruencia y oportunidad. De momento, son 150 los ejemplares a disposición de las diferentes Unidades Integrales de Distrito y UCS de la Policía Municipal.

Para su uso, los agentes reciben formación específica en el CIFSE por monitores acreditados por la empresa y miembros de la Policía Municipal de Madrid expertos en la materia y con una amplia experiencia profesional en Seguridad Ciudadana y técnicas en mediación.

Además, los dispositivos electrónicos de control llevan aparejadas unas cámaras que se activan al desenfundar la taser para recoger imágenes de uso y que quedan grabadas para posterior consulta de la autoridad judicial si fuera oportuno.

Antes de que acabe el año se recibirán 92 nuevos taser, y en el primer trimestre del 2022 otras 108. Así, el año que viene la Policía Municipal contará con un total de 350.

Desde la incorporación del DEC, los agentes han tenido que utilizarlo en tres ocasiones, la primera hace un par de meses con una persona que se resistía a salir de un local de gran envergadura y recientemente en una violencia de género y este fin de semana en una intervención por robo con arma blanca.

Las utilidades del taser son preventivas, puesto que en la mayoría de las ocasiones en las que los intervinientes han ido a actuar, el agresor ha cesado su actitud, lo que se conoce como disuasión y garantizan la seguridad tanto de los agentes actuantes como los de terceros que pudieran verse afectados por el uso de un arma de fuego. 

La Guardia Civil sin taser hasta 2022

La directora general de la Guardia Civil, María Gámez, ha afirmado que las primeras 150 pistolas de efectos eléctricos incapacitares no llegarán hasta el próximo año al cuerpo. En diciembre de 2020 declaró desierto un procedimiento de compra para incorporar este armamento al presentar la muestra de manera incompleta de la única empresa que había presentado una oferta. 

Aunque, tras varios meses el cuerpo ha conseguido cerrar un contrato con Saborit International SL, un suministrador de material militar y policial. Es la misma empresa que ha recibido encargos de ayuntamientos de Valencia o Madrid. 

Es una cantidad mínima para dotar a agentes del cuerpo — en comparación con otros cuerpos— y tras invertir casi medio millón de euros, resultando insuficiente para la defensa de los agentes. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?