Madrid

Pedro Sánchez utilizará el Día de la Mujer para conseguir su foto de la Plaza de Colón

La manifestación del 8-M en Madrid, con la presencia de las ministras, ‘venderá’ que España está con el presidente que ha impulsado la igualdad salarial, los permisos de maternidad...

Pedro Sánchez, en un 8-M antes de ser presidente del Gobierno.
photo_cameraPedro Sánchez, en un 8-M antes de ser presidente del Gobierno.

El Gobierno se ha propuesto convertir las movilizaciones del 8-M en un escaparate para Pedro Sánchez y en un verdadero acto de campaña del PSOE. Utilizará las masivas manifestaciones del Día de la Mujer por las calles de toda España como “réplica a la foto de Colón de las tres derechas”: PP, Ciudadanos y Vox.

Fuentes conocedoras de la estrategia que prepara conjuntamente el Gobierno y el PSOE a las que ha tenido acceso Confidencial Digital, no pasan por alto que las mujeres españolas lograron el 8 de marzo del año pasado una movilización sin precedentes contra la desigualdad de género en todas sus vertientes: brecha salarial, discriminación o violencia sexual.

Aquellas protestas situaron a España a la vanguardia del feminismo mundial. Centenares de miles de personas se echaron a las calles en 120 ciudades en las concentraciones de mediodía y en las manifestaciones de la tarde.

La huelga de 24 horas fue secundada por rostros muy conocidos de los medios de comunicación que dieron gran visibilidad y simbolismo a la protesta.

Hubo un manifiesto de mujeres periodistas, que logró más de 7.000 firmas, pero el seguimiento se dejó sentir en las programaciones de radios (Pepa Bueno, Àngels Barceló y Julia Otero no estuvieron al frente de sus espacios) y en las parrillas televisivas (María Casado, Susana Griso y Ana Rosa Quintana tampoco aparecieron en pantalla ese día en TVE, Antena 3 y Telecinco, respectivamente).

También entre los partidos de la oposición el seguimiento fue amplio y el Congreso de los Diputados quedó casi sin actividad. Los paros parciales de UGT y CC OO lograron un rotundo éxito y fueron secundados por seis millones de trabajadores, según los sindicatos.

El decreto de igualdad laboral como baza

Previsiblemente, el Consejo de Ministros aprobará este viernes un Real Decreto Ley para favorecer la igualdad laboral entre hombres y mujeres. Un anuncio que protagonizó el propio Pedro Sánchez el pasado domingo en la clausura de la Convención del Partido Socialista Europeo

El decreto recogerá algunas de las medidas de la proposición de ley del PSOE que el PP y Ciudadanos mantienen bloqueada en el Congreso desde el pasado octubre. Entre otras cosas, el Ejecutivo de Sánchez pretende garantizar que la maternidad no se convierta en un obstáculo en el currículum, el trabajo y las pensiones para las mujeres.

También persigue equilibrar el número de hombres y mujeres en los consejos de administración de las empresas o establecer sanciones a compañías que impidan a sus empleados conciliar o extingan un contrato por embarazo o maternidad.

En el texto, según adelantan a ECD fuentes del Gobierno, Pedro Sánchez va hacer una apuesta clara por la igualdad de los permisos de paternidad y maternidad y por la universalización de la etapa educativa de 0 a 3 años que, a su juicio, también es fundamental para la conciliación entre hombres y mujeres.

Vender que “España está con Pedro Sánchez”

Con estas bazas, la aprobación del decreto este mismo viernes es de “vital importancia” para el Gobierno. Saldrá adelante en el último Consejo de Ministros antes de la disolución de las Cortes –el próximo martes 5- y justo una semana antes de los actos reivindicativos con motivo del Día Internacional de la Mujer.

El Gobierno de Mariano Rajoy, con su presidente a la cabeza, se vio obligado rectificar sobre la marcha y matizar su discurso, crítico en principio, sobre la huelga que la Comisión 8-M había convocado el año pasado.

En cambio, según explican a Confidencial Digital fuentes de la dirección del PSOE, la estrategia de Sánchez es totalmente distinta y pretende que la huelga sea percibida por la opinión pública como de “apoyo al Gobierno” y no como de censura a las medidas del Ejecutivo de turno, como suele ocurrir en la mayoría de las movilizaciones en la calle.

Presencia de las ministras en la marcha de Madrid

Así, el Ejecutivo llevará a las manifestaciones del Día del Mujer, con asistencia de varias ministras a la marcha de Madrid, la aprobación de medidas contra la desigualdad de género para vender que “España está con Pedro Sánchez”. No se descarta incluso la presencia del presidente del Gobierno en alguno de los actos reivindicativos del 8-M.

Con la aprobación del decreto de igualdad laboral y la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad, quedará acreditado que “el Gobierno del PSOE escucha a la gente” y que “España sintoniza y está con Pedro Sánchez. Y no con los de la Plaza de Colón”.

El objetivo del Ejecutivo es activar una “contestación rotunda” a la “derecha machista” y a los “principios fascistas” que discuten la violencia contra las mujeres.

Réplica a la foto de Colón de las tres derechas

Moncloa lo tiene claro y persigue que ese clamor en la calle sea “la réplica a la foto de Colón de las tres derechas”. Hay que recordar que la opción de adelantar las generales al 28 de abril empezó a ser barajada en serio por Iván Redondo, jefe de Gabinete de Pedro Sánchez, nada más concluir la manifestación en Colón contra la negociación del Gobierno con los independentistas en Cataluña.

Los asesores del presidente, al visualizar la foto de los líderes de los tres partidos convocantes –PP, Ciudadanos y Vox- posando juntos en la Plaza, consideraron que esa instantánea, adjetivada como “la imagen de la vergüenza” por parte del PSOE, podía convertirse en un gran argumento de campaña para unas elecciones inmediatas.

Los analistas de Moncloa analizaron que, con esa foto, Albert Rivera “se había condenado”. Aparecía completamente escorado, junto a la “extrema derecha” y dejando libre el espacio del centro. Un hueco que pretende ocupar ahora Pedro Sánchez en la campaña para el 28-A.

Se trata de atraer el voto “centrista” que ha respaldado a Ciudadanos en los últimos años: si eres de izquierdas y quieres frenar a la “derechona” que llega, el PSOE es la mejor opción. Ciudadanos ya no sirve para este fin.

Por eso Iván Redondo y el gabinete de Presidencia recomendaron a Sánchez “acercar las generales lo máximo posible a la foto de Colón: para que la gente tenga fresca la imagen de Rivera junto a PP y Vox”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?