Madrid

El nuevo pabellón del Hospital Zendal no estaba preparado para recibir a pacientes Covid

Faltaban mascarillas ventimask y con reservorio, resucitador reutilizables Ambú… No había ningún supervisor por la tarde disponible para ayudar a los sanitarios a trabajar

Isabel Díaz Ayunso en el Hospital Isabel Zendal de Madrid
photo_camera Isabel Díaz Ayunso en el Hospital Isabel Zendal de Madrid

A principio de semana, el Hospital Enfermera Isabel Zendal de la Comunidad de Madrid abrió un nuevo pabellón para poder atender a más pacientes Covid ante el aumento de casos en esta tercera ola. El complejo, que puede llegar a alcanzar un total de 1.008 camas, tiene ya abierto otras naves además de la UCI.

Ante la apertura de este nuevo pabellón, han sido muchos los médicos y enfermeros que han tenido que trasladarse para atender a los nuevos pacientes que iban llegando.

“Ha sido catastrófico”, relata una de las enfermeras que fue trasladada. “Nos mandaron a cinco enfermeras y a cinco auxiliares nuevos a este pabellón y nadie vino a explicarnos cómo funciona esta unidad y dónde están los materiales”, critica.

La sanitaria, entre lágrimas, ha explicado a El Confidencial Autonómico que, en ningún momento, recibieron información por parte de la supervisora del pabellón. “No vino porque estaba desbordada, durante toda la tarde estuvieron llegando sin parar pacientes con Covid de otros hospitales de Madrid”, aclara.

Los pacientes que llegaban a este pabellón necesitaban oxígeno, algunos venían con fiebre muy alta (40) y con tensiones de 20-12.

“No teníamos ni mascarillas ventimask ni mascarillas con reservorio… No teníamos medicación. Llamábamos sin parar a nuestro supervisor para saber dónde podríamos conseguir este material, pero nadie nos contestaba”, relata la joven.

Los tipos de mascarillas

Según explicar los profesionales de la medicina a este digital, existen diferentes mecanismos para proporcionar el O2 a un paciente. El criterio más usado para clasificar los sistemas de oxigenoterapia es el flujo de la mezcla gaseosa que llega al individuo: bajo y alto flujo.

“Cuando más flujo le pongas, más oxígeno le estás introduciendo al paciente. En los de bajo flujo, por ejemplo, se le pone al paciente unas gafas nasales”, explica un profesional a El Confidencial Autonómico.

undefined

“Cuando le quieres aplicar un poco más de flujo, le pones una mascarilla con reservorio. Está orientada a pacientes con necesidades de oxígeno a altas concentraciones como insuficiencia respiratoria grave o intoxicación por monóxido de carbono”, continúa.

reservorio

“Cuando quieres ponerle una de alto flujo un alto flujo, puedes optar por una mascarilla tipo ventimask. Indicada para pacientes con los que se deba asegurar el aumento de presión arterial de O2. Cubre la total demanda respiratoria del paciente, por lo que suministra una cantidad de FiO2 exacta independiente al patrón ventilatorio del paciente”, concreta.

ventimask

“Ni un triste ambu”

En una ocasión, la enfermera se dirigió al carro de paradas y observó que estaba precintado. Una vez que lo abrió, descubrió que estaba completamente vacío. “No había ni un triste ambú, no había nada”, confiesa.

“El ambú es el dispositivo básico que se utiliza en los carros de parada y con el que el enfermero traslada a los pacientes críticos por el hospital. Es una mascarilla con una especie de bolsa de goma con la que le introduces el aire al paciente como una RCP”, explica un experto en medicina a ECA.

Se trata de un dispositivo esencial de cualquier kit de emergencia para fuera de un hospital.

ambú

La falta de formación de los sanitarios

Además de la falta de materiales, la recién llegada tuvo que lidiar con que sus compañeros no tenían la formación adecuada. “Yo era la única que sabía utilizar el HCIS. Nadie sabía nada”, lamenta la joven.

El HCIS es un nuevo sistema informático que permite a todos los centros sanitarios de Madrid compartir las historias clínicas de los pacientes. Un programa que presentó problemas desde su implantación.

“Nadie sabía mirar cómo mirar la medicación que le correspondía a cada paciente. He tenido que explicarles a todos cómo funcionaba”, enfatiza.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?